Los desahucios por alquiler caen en las provincias más caras

Los lanzamientos caen por segundo trimestre consecutivo en Barcelona, Madrid y Baleares

desahucios alquiler

Mientras que los desahucios por impago de alquiler no dejan de aumentar a escala nacional, en las regiones donde los precios están más tensionados se aprecia la tendencia opuesta. Durante los primeros tres meses del año, los lanzamientos practicados sobre viviendas arrendadas aumentaron un 5,2% en toda España respecto al mismo periodo de 2018, pero descendieron en las tres provincias más caras del país: Barcelona (-4%), Madrid (-2,4%), Baleares (-2,1%), según los datos publicados este lunes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Conviene apuntar que únicamente en Barcelona los precios del alquiler llevan bajando ligeramente desde el año pasado, mientras que en Madrid y Baleares los arrendamientos han seguido encareciéndose.

La tendencia a la baja de los lanzamientos por alquiler en estas tres provincias entre enero y marzo se suma a la ya registrada en el último trimestre de 2018, cuando los casos registrados descendieron respectivamente un 3%; 2,1% y 5,8%. No obstante, si se analiza el 2018 en conjunto, únicamente bajaron los desahucios en Barcelona, mientras que en Madrid y Baleares siguieron repuntando.

Los datos conocidos ayer muestran, además, que los desahucios por alquiler ganan cada vez más peso frente a los derivados de ejecuciones hipotecarias, que cayeron un 19,2% en los primeros tres meses del año, con lo que ya suman 15 trimestres consecutivos a la baja (mediados de 2015).

Desde que el Consejo General del Poder Judicial inició en 2013 el recuento de desahucios, los producidos por impago del alquiler han venido superando a los causados por ejecución hipotecaria, aunque su proporción ha ganado especialmente peso en los últimos tres años, hasta representar en la actualidad el 66% del todos los lanzamientos ejecutados en el país. Una evolución que se ha debido tanto al aumento de los precios del alquiler, como a la paralización de muchos desalojos hipotecarios en los casos en los que los bancos hubieran incorporado cláusulas abusivas.

En las tres provincias mencionadas, que acumulan la mayor demanda de alquiler, esa proporción aumenta todavía más, dejando a los desahucios hipotecarios un peso residual. En el primer trimestre del año, los desahucios por alquiler supusieron en 79% de los casos en Madrid, el 77,5% en Baleares y el 70,4% en Barcelona.

Repuntes de tres dígitos en Galicia

Huelga judicial. Mientras que los desahucios por alquiler aumentaron un 5,2% en toda España en el primer trimestre, los datos del Consejo General del Poder Judicial muestran que los lanzamientos se dispararon un 146% en Galicia. Unas cifras que el Tribunal Superior gallego achaca a la paralización sufrida entre febrero y mayo de 2018 por la huelga de funcionarios judiciales de la Xunta.

Normas