Comunicación

Mediaset: "No estamos pensando en Vivendi, que puede ejercer su derecho de oposición a la fusión"

Los Berlusconi no han hablado con el segundo accionista del grupo (23%), y confían en que otros inversores tomen su participación si no acude a la operación

Mediaset: "No estamos pensando en Vivendi, que puede ejercer su derecho de oposición a la fusión" pulsa en la foto

La operación de fusión de Mediaset, entre su matriz italiana y su filial española, depende de Viviendi, que con un 23% del capital puede ser decisiva. Existe la posibilidad de que rechace la integración y ejerza su derecho de oposición, que supondrá el abono en efectivo de 2,770 euros por acción, pero solo hay 180 millones para realizar ese pago, que alcanza para dueños de un 5% del capital. En una presentación con inversores y analistas a primera hora de este lunes, los responsables de Mediaset se han mostrado confiados en que la integración saldrá adelante en todo caso.

"No estamos pensando en Vivendi, sino en crear valor. Ellos pueden ejercer el derecho de oposición. Pero, esto es personal y puedo estar equivocado, si ellos deciden abandonar el proyecto porque no creen en él, habrá otros accionistas interesados en tomar su participación, por lo que no será un problema si deciden abandonarlo", ha señalado Marco Giordani, director financiero del grupo. "Sería irracional para Vivendi no sumarse al proyecto y ejercer su derecho de oposición. Creo que estarán interesados en formar parte de la operación", ha añadido el directivo. 

MEDIASET 5,54 -1,95%

Mediaset ha lanzado nuevas claves sobre el proyecto de fusión de sus filiales en Italia y España, anunciado el viernes, con la creación de la nueva compañía MFE. Los responsables de Mediaset han señalado que la nueva compañía MFE explotará la ventaja de protagonizar el primer movimiento para jugar un papel fundamental en un contexto de un escenario de consolidación en el sector televisivo europeo.

A su vez, con respecto a la posición en el mercado, los directivos señalan que la operación conduce de dos campeones nacionales a una plataforma europea líder. Así, recuerdan que tanto Mediaset Italia como Mediaset España son líderes tanto en audiencia como en ingresos publicitarios en sus respectivos países.

Los ingresos publicitarios combinados de ambas empresas superan los 3.100 millones de euros; 2.112 millones en Italia y 964 millones en España. En este caso, la nueva MFE sería la segunda compañía del sector en Europa, solo por detrás RTL Group, uno de los accionistas de referencia de Atresmedia, y por delante de ProsiebenSat1, de la que posee un 9% del capital, ITV, TF1, M6 y la citada Atresmedia.

Los responsables de Mediaset han advertido de la competencia de los grandes televisivos y las compañías de internet (OTT), que están ganando cuota de mercado a las tradicionales televisiones en abierto. “Ganaremos escala para competir al crear una compañía diversificada e integrada de medos de comunicación con acceso a una audiencia combinada de 107 millones de televidentes, para competir con los jugadores globales”, señalan.

Así, han afirmado que se generarán economías de escala en áreas cruciales como cobertura y alance de la audiencia, creación y distribución de contenidos, datos de audiencia, plataformas AdTech, adquisición y atracción de contenidos y plataformas de OTT.

“La presencia y escala internacional creará oportunidades que no pueden ser aprovechadas en la actualidad por el enfoque y la dimisión local, y permitirán destinar amplios recursos para invertir en áreas claves como la producción de contenidos, la recogida de información, televisión direccional, OTT, audio digital y proximidad móvil”, han señalado.

En esta línea, han apostado por los mejores contenidos y experiencia del televidente a través de todas las plataformas, tanto lineales como no lineales, con la fidelidad de los contenidos para los espectadores gracias a la fuerte producción propia y al aumento de la capacidad para proveer de contenidos a terceras empresas.

En la presentación, los responsables han señalado que prevén un aumento de los ingresos de su plataforma OTT, con un impulso comercial para atraer a terceras compañías a que se unan en esa plataforma.

Sinergias

En términos de generación de sinergias, los responsables de Mediaset han señalado que la integración generará unos ahorros entre 100 y 110 millones de euros en costes de eficiencia y ahorros a nivel de Ebit en 2023, con un valor presente neto de 800 millones. Además, aportará valor en términos de beneficio neto por acción desde el año 1 (2020) tanto para los accionistas de Mediaset como los de Mediaset España.

Así, entre otros ámbitos, apuntan a una casi completa compartición de tecnología en el ámbito digital, a una reducción de costes en la producción y adquisición de contenidos, así como a unos menores costes en OTT y en tecnología de distribución de contenidos CDN.

Una vez que la integración se haya llevada a cabo, MFE repartirá un dividendo especial de 100 millones de euros y comenzará un programa de recompra de acciones por un valor de 280 millones de euros.

 

Condiciones de la fusión

Mediaset y su filial Mediaset España anunciaron el viernes la fusión, en la que los accionistas de la española recibirán 2,33 títulos de la nueva empresa que será el paraguas de ambas, Media For Europe (MFE), y los de la matriz italiana, una. La integración arrojará un gigante europeo de unos 4.000 millones de euros de capitalización. Los accionistas que se opongan a la operación podrán irse con dinero contante y sonante: 6,5444 euros por títulos en el caso de Mediaset España –sus accionistas deberán oponerse en la fusión en la junta que celebrará el 4 de septiembre– y 2,770 euros, en el de la matriz.

La nueva empresa se compromete a entregar al menos el 50% de su beneficio a sus accionistas, salvo que realice inversiones, según consta en la presentación efectuada el lunes para analistas e inversores. La operación debe ser aprobada el próximo 4 de septiembre en sendas juntas de accionistas de Mediaset España y de su matriz, con el objetivo de que esté lista en el último trimestre del año.

Accionistas que se opongan

El dinero reservado para los accionistas del grupo de televisión que quieran abandonar el capital asciende tan solo a 180 millones de euros, de manera que, en principio, exige que dueños del 95,6% acepten el canje. En concreto, el importe supone el 10% del capital que pertenece a los minoritarios (free float). Si no, la operación corre el riesgo de descarrilar.

Antes deberá tenerse en cuenta si los accionistas mayoritarios de Mediaset Italia se quedan en el capital. Si lo hacen, los propietarios de la empresa combinada serán la familia Berlusconi, que controlará en torno a un 35%, y Vivendi, con alrededor de un 23%. El restante 42% pertenecerá a los accionistas minoritarios. La nueva empresa, con sede en Holanda, cotizará en España e Italia.

En todo caso, hay fórmulas para que la integración salga adelante, incluso si dueños con más del 5% del capital deciden no acudir al canje. Los actuales socios mayoritarios pueden comprar los títulos de esos accionistas disidentes e incluso buscar terceros inversores.

Pero el quid la cuestión está en que los Berlusconi no han hablado con Vivendi sobre su intención de participación en la operación y también es relevante que la familia italiana y el grupo francés están enfrentados en el seno de Mediaset. En la última junta de la matriz, celebrada en abril, la empresa gala no pudo votar debido a la posición de los Berlusconi, que controlan el consejo.

 

Control de Berlusconi

La propuesta de fusión entre Mediaset Italia y Mediaset España en la sociedad holandesa MFE permitirá que los actuales accionistas de ambas sociedades ejerzan un poder reforzado en el grupo resultante mediante acciones de lealtad que permitirán inicialmente 3 votos, pero que con el tiempo pueden alcanzar hasta 10 votos. Ese blindaje de los accionistas estables beneficiará sobre todo a la familia Berlusconi, primer accionista con el 35% del capital.

Citi, Banca IMI y Mediobanca han actuado como asesores financieros de Mediaset, y JP Morgan, de Mediaset España. Además, Citi y JP Morgan han entregado, cada uno, respectivamente, a Mediaset y a Mediaset España, una opinión, fechada a 7 de junio de 2019, sobre el tipo de canje previsto en el marco de la fusión.

Normas