Google admite que se vendieron móviles con malware de fábrica
Google admite que se vendieron móviles con malware de fábrica

Google ahora admite que muchos móviles Android se vendieron con malware de fábrica

El troyano triada estaba detrás de este malware

El malware sin duda es una de las grandes amenazas que se cierne sobre cualquier dispositivo que cuente con un sistema operativo. Y más si este se encuentra instalado masivamente en millones de móviles de todo el mundo. Ese es precisamente el caso de Android, el sistema de Google que cuenta con más del 90% de cuota de mercado a nivel mundial, y que como es lógico es la vía más rápida de acceder a los datos de millones de usuarios porque estos son mucho más numerosos que los de iOS. Algo que seguramente llevó a los hackers a superarse introduciendo malware en móviles, incluso antes de que estos salieran de fábrica.

Con malware de fábrica


Malware
Google admite que se vendieron móviles con malware de fábrica

Sin duda es el colmo de los virus o malware, el hecho de que este venga preinstalado con el teléfono de fábrica. Y eso es lo que ocurrió en el año 2016 cuando los laboratorios de Karspersky detectaron un troyano que era imposible de borrar de numerosos móviles chinos, que lo llevaban integrado en el sistema operativo incluso antes de haberse vendido. Por tanto, los usuarios compraban los móviles ya infectados.

Esto es algo que ahora, tres años después, ha reconocido Google, y que sin duda debe ponernos en alerta sobre lo ingeniosos que pueden llegar a ser los hackers para meternos un software malicioso en el móvil incluso antes de que este se ponga a la venta. De hecho ahora se ha admitido la existencia de una puerta trasera avanzada que era capaz de permanecer en el móvil incluso cuando los expertos intentaban borrar por completo el software malicioso. Este virus se llamaba Triada, y con él los hackers podían acceder a todos los permisos del teléfono.

Esto les permitía hacerse con cualquier información del usuario e inyectar más software malicioso de manera remota, sin tener que tocar el teléfono. Esto permitía introducir publicidad en el móvil e incluso programas que generaban clics ficticios en anuncios para aumentar los ingresos por publicidad, aunque realmente el usuario no se estuviera enterando de nada. Si acaso sí podía notar que el rendimiento no era el esperado. Los móviles que sufrieron este troyano fueron los Leagoo M5 Plus, Leagoo M8, Nomu S10 y Nomu S20, unos móviles que nunca se han vendido oficialmente en España.

Normas