Consejos para ver mejor la pantalla del móvil cuando estás al sol

Consejos para ver mejor la pantalla del móvil cuando estás al sol

Aprovecha las épocas de playa o piscina.

Está a punto de arrancar el verano. De hecho, ya se nota la subida de las temperaturas y el sol gobierna el país con un calor casi incesante. Claro que, en ocasiones, puede llegar a suponer un problema si estamos utilizando nuestros smartphones en lugares abiertos.

Son épocas de mucho ocio, ya sea tomando algo en terrazas o disfrutando del sol en la playa o en la piscina. Pero, en esos momentos, puede suponer un reto mirar las notificaciones del móvil, ya que la luz solar incide en la pantalla y hace difícil el ver el contenido. Vamos a tratar de daros consejos para que podáis ver mejor la pantalla cuando estáis al sol, más allá de cubrirla con una mano o con una gorra.

Los móviles al sol

Así podrás usar el móvil en la playa con algo más de comodidad ante los rayos del sol.
Así podrás usar el móvil en la playa con algo más de comodidad ante los rayos del sol.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, a veces, es inevitable que la calidad de la visión se reduzca ante los rayos del sol. Los teléfonos móviles pueden ajustar el brillo de forma automática, y en las situaciones más extremas suelen incrementarlo lo máximo posible, aunque aun así, no siempre tendremos una visibilidad perfecta, aunque sí suficiente para poder comprobar las notifiaciones o responder mensajes.

En este aspecto, también debemos pensar si quizás sea más recomdable adquirir un protector de pantalla antirreflejos, con el fin de minimizar todavía más los efectos de la luz del sol en los teléfonos. No son difíciles de encontrar para cualquier móvil, y restan ese ápice de luz que puede mejorar la experiencia considerablemente. Esto es válido tanto para smartphones como para tablets.

Otra opción bastante menos aconsejable es aprovechar los ajustes de accesibilidad de algunos teléfonos para invertir los colores. De esta forma, podremos distinguir mejor los elementos de pantalla, aunque a cambio, los colores no tendrán mucho que ver con la realidad. Puede ser una solución puntual en situaciones extremas.

Los móviles cada vez ofrecen más posibilidades para sufrir los reflejos del sol lo menos posible. El brillo automático ajusta a los terminales en función a la luz solar que entre, pero en ocasiones, y a determinados usuarios, dicha opción puede resultar incómodo. La solución más factible y sencilla es la de incrementar, aunque sea manualmente, el brillo del teléfono a tope para no perdernos nada de lo que ocurra en nuestro smartphone. Aunque, lógicamente, algo a tener muy en cuenta es que así la batería del teléfono se agotará más rápidamente.

Normas