Encuesta

La confianza del consumidor se estabiliza y cae una décima en mayo, según el CIS

El índice de situación actual crece 0,8 puntos, pero baja 1,1 puntos la valoración de las expectativas

Una mujer hace la compra en un supermercado
Una mujer hace la compra en un supermercado

 La confianza del consumidor en España cayó una décima en mayo respecto al mes anterior y se situó en 96,9 puntos, según el último Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Esta estabilidad se debe a que el índice de situación actual crece 0,8 puntos, pero baja 1,1 puntos la valoración de las expectativas. Al seguir un mes más por debajo de los 100 puntos, se considera que la percepción de los consumidores españoles es negativa.

El índice de valoración de la situación actual alcanza en mayo los 89,3 puntos, con un aumento de 0,8 puntos con relación al obtenido el pasado mes de abril. Esta evolución del índice es el resultado de un comportamiento positivo de la valoración de la evolución general de la economía (+1,2 puntos) y de la valoración también positiva del mercado de trabajo (+1,5 puntos), mientras que la percepción de la situación de los hogares se mantiene casi estable con un pequeño descenso de 0,3 puntos.

En relación con los datos de mayo de 2018 la evolución es más heterogénea, negativa respecto a la situación económica y del empleo y positiva en relación a la situación de los hogares. La valoración de la situación económica del país es hoy 4,8 puntos inferior a la de hace un año, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 3,6 puntos por debajo del valor de hace un año, mientras que la situación en los hogares mejora en 2,5 puntos en los últimos 12 meses.

Si se analiza la evolución en términos relativos las diferencias son muy similares: desde mayo de 2018 la valoración de la situación económica general desciende un 5,3%, la valoración de las posibilidades del mercado de trabajo ha bajado un 3,9%, mientras que la valoración respecto a la situación de los hogares aumenta un 2,7%.

El índice de expectativas llega en este mes a los 104,4 puntos, un descenso de 1,1 puntos, un 1% en porcentaje, respecto al mes precedente. La evolución de sus tres componentes es negativa y en cifras muy similares. Así, las expectativas sobre la situación futura de la economía descienden 0,9 puntos, mientras que las relativas al mercado de trabajo ofrecen una caída de 1,1 puntos y las expectativas respecto a la evolución de los hogares se sitúan en una pérdida de 1,2 puntos.

En términos interanuales, los datos de expectativas vuelven a mostrar una evolución negativa para la evolución de la economía, pero son ligeramente positivos en relación al empleo y claramente favorables respecto a la evolución de los hogares.

Desde mayo del pasado año, las expectativas respecto a la situación económica del país han descendido en 3,6 puntos, mientras que las referidas al futuro del empleo crecen en 0,9 puntos. Por su parte, las expectativas de los hogares suben 3,6 puntos. En porcentaje, las expectativas respecto de la situación económica general caen un 3,4%, las referidas al empleo suben un 0,9% y las de los hogares aumentan un 3,4%.

Según el CIS, la evolución de las expectativas en relación con los precios, los tipos de interés, las posibilidades de ahorro de los hogares y la compra de bienes duraderos muestra un desarrollo coherente con las pautas y los datos comentados hasta ahora sobre el ICC. En términos mensuales, se observa un aumento en las expectativas de consumo (+2 puntos) y un incremento menor en relación al ahorro (+1,2 puntos). Junto a esto, aumentan muy ligeramente los temores de inflación (+0,5 puntos) y continúan bajando las expectativas sobre un futuro aumento de los tipos de interés, -2 puntos.

 

Normas