Nortegas amplía capital en 250 millones tras un duro pulso con la CNMC

El supervisor le impuso un límite a su endeudamiento, que los accionista de la antigua Naturgás han tardado dos años en cumplir

Sede de Noretags, en Bilbao.
Sede de Noretags, en Bilbao. Efe

Los accionistas de Nortegas (antigua Naturgas) han puesto fin al duro pulso que han mantenido con la CNMC en los dos últimos años. En marzo de 2017 el consorcio formado por Covalis Capital y White Summit Capital (en el que participan inversores como JP Morgan Infraestructure, Swiss Life y Abu Dhabi Investment Council) compró al grupo portugués EDP la distribuidora de gas de la cornisa cantábrica por unos 2.600 millones de euros.

Entre las condiciones que la Sala de Regulación de este organismo le impuso figuraba una rebaja del apalancamiento de la sociedad adquirida, que los accionistas han resuelto finalmente con una ampliación de capital de 250 millones de euros, según confirman fuentes solventes.

En un informe fechado el pasado 21 de marzo, el organismo daba por válida la recapitalización, pero sobre Nortegas, una empresa regulada, sigue pesando un expediente sancionador por haber desoído los requisitos que la CNMC le impuso como condición para autorizar la operación de absorción de la distribuidora y transportista de gas de EDP, al amparo de lo establecido en la disposición adicional novena de la ley de creación de la CNMC. Aunque, una vez acatadas las exigencias, es previsible que el expediente sea archivado, una vez iniciado el trámite debe resolverse.

En un acuerdo de febrero de 2018, la Sala de Regulación exigió a Nortegás Energía Distribución y a su filial Ned España Distribución el cumplimiento de las condiciones incluidas en el denominado Plan Explicativo aprobado un año antes, tras la operación. Una de ellas era “la reversión de su posición económico financiera a un ratio de deuda neta/ebita razonable, dentro del rango habitual de las empresas del sector”.

Los accionistas de Nortegas amenazaron con impugnar y alegaron que los ratios relevantes de la compañía se encontraban dentro del rango de las empresas del sector. El regulador endureció su posición, abriendo el citado expediente, y dejó claro que sus acuerdos no son impugnables por vía administrativa.

Según argumentó el supervisor, cuando Nortegas formaba parte del grupo EDP, era la sociedad financiera del grupo portugués la que prestaba financiación por separado a cada una de sus sociedades reguladas. Pero, con la salida de su perímetro, “se ha restructurado la financiación, de forma que es Nortegas la que tiene contraída la deuda con terceros y presta financiación a sus filales”, indicaba en su informe. En este sentido, la Comisión no puso objeción a que Nortegas mantuviese la deuda con terceros y prestase financiación a su filial Ned España, siempre que se cumpliesen un nivel de deuda neta agregada razonable.

En 2018, Nortegas, que considera que la ampliación de capital comunicada en marzo no afectará a su rating (ha procedido a varias emisiones de bonos), obtuvo un ebitda de 172 millones de euros, mientras que su deuda neta se situaba en 1.151 millones de euros. El supervisor recomienda un ratio deuda neta/ebitda en un 6%.

Aunque la CNMC aún no tiene potestad para imponer límites a la deuda de las empresas reguladas, sí ha establecido sus recomendaciones (seis ratios diferentes) a la espera de que el Gobierno le otorgue dicho poder, tal y como ha prometido. En el caso de Nortegas, grupo que preside Conrado Navarro, exdirectivo de Iberdrola, ha aprovechado el proceso de autorización de compra para imponérselo.

Emisiones de bonos

EDP adjudicó en 2017 de manera directa y exclusiva su distribuidora de gas en España, Naturgas, a Covalis Capital, fondo con el que mantenía una estrecha relación. Este, en consorcio con White Summit, pagó casi 2.600 millones de euros. Naturgas, rebautizada como Nortegas, tenía una deuda a finales del año pasado de 1.151 millones.

Los accionistas han realizado emisiones de bonos por un montante de 750 millones, de los cuales, 250 millones (el equivalente a la ampliación de capital exigida por la CNMC) la ha realizado una sociedad instrumental, Nature Investments Holding II, que forma parte de la matriz. De esta manera, el grupo mantiene su rating financiero.

 

 

Normas