El gestor más famoso de Reino Unido, obligado a congelar su fondo de inversión

El vehículo, que gestionaba 4.200 millones había sufrido fuertes salidas de dinero

Neil Woodford
Neil Woodford, director de inversiones de Woodford Investments.

Neil Woodford, el gestor de fondos más famoso de Reino Unido y comparado por muchos con Warren Buffett, ha tenido que cancelar las retiradas de dinero de su fondo estrella. Las pérdidas acumuladas y la salida masiva de inversores amenazaban con quemar las inversiones de los clientes que permanecían en el vehículo.

Su fondo estrella, el LF Woodford Equity Income Fund, con 3.800 millones de libras (unos 4.200 millones de euros) sufrió unas pérdidas del 17% en 2018 y este año de otro 7,28%. En mayo de 2017 llegó a alcanzar un patrimonio de 10.200 millones de libras (11.500 millones de euros). El rendimiento medio anual en los tres últimos ejercicios ha sido del -6,73%.

Al prohibir los reembolsos de dinero Woodford gana tiempo para buscar salida a alguna de las inversiones que mantiene en el vehículo. El gestor había invertido cerca del 7% de los activos del vehículo en compañías no cotizadas, lo que dificulta su venta.

En los fondos de inversión comercializados entre clientes minoristas, los gestores tienen la obligación de ofrecer un valor liquidativo diario y de permitir siempre que el inversor venda su posición en cualquier momento. Salvo casos excepcionales, como el que vive la gestora de Woodford.

La decisión del gestor estrella británico es muy inusual, sobre todo en fondos que invierten en Bolsa, un activo que suele ser muy líquido y que no suele dar problemas a la hora de vender. El cierre de los reembolsos retrotrae al pequeño inversor al estallido de la crisis financiera de 2008, cuando varios fondos tuvieron que cancelar las salidas de dinero tras secarse los mercados financieros. Entonces, la desconfianza era total, y nadie se atrevía a comprar ningún activo ante las dificultades para valorarlos con rigor. 

La reputación de Woodford Investment puede estar tocada de muerte. La plataforma de compraventa de fondos Hargreaves Lansdown, que siempre había alentado la inversión en los fondos de Woodford, ha sacado al vehículo estrella de su lista de los 50 mejores productos para invertir.


El Oráculo de Oxford

Woodford ganó fama como inversor durante su etapa en la gestora de fondos Invesco. Allí gestionó el vehículo Invesco Perpetual con mucho éxito. Desde sus inicios se ha declarado un ferviente defensor del estilo de inversión de Warren Buffett, conocido como inversión en valor, basado en comprar compañía infravaloradas por el mercado. En los medios británicos era conocido como el Oráculo de Oxford. El día que anunció su salida de Invesco, en 2013, las acciones de la firma se desplomaron un 7%.

Muchos de los clientes que invertían con Invesco siguieron a Woodford. La firma de asesoramiento de ricos, St. James’s Place, le confió 3.700 millones de libras de sus clientes antes incluso de que Woodford llegara a crear su propia gestora. Su primer año en solitario fue muy positivo y su fondo estrella logró un retorno del 16%, batiendo a la mayoría de sus rivales.


Normas