Tecnología

Telefónica trae a España la escuela de programación 42, que busca revolucionar la educación

José María Álvarez-Pallete presenta un innovador proyecto educativo, abierto a todo el mundo las 24 horas del día

José María, Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María, Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Se trata de la escuela de programación más innovadora del mundo. Así lo puso de manifiesto ayer el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante la presentación de la escuela de programación 42, con presencia ya en diez países y que llega a España ahora de la mano de la tecnológica. Una escuela sin clases, ni profesores, un modelo formativo abierto a todo el mundo y sin límite de edad, abierto las 24 horas del día los siete días de la semana.

Después de rastrear las últimas tendencias educativas vinculadas a la nueva empleabilidad y que ha cosechado resultados de total inserción laboral en más de diez países, la Fundación Telefónica ha decidido apostar por una nueva manera de relacionarse con el aprendizaje y formar a los perfiles digitales del futuro.

En opinión de Álvarez-Pallete, la empleabilidad en el siglo XXI requiere de un nuevo modelo de aprendizaje a causa de la imparable revolución digital. “Hay que cambiar la forma de enseñar y la educación debe adaptarse a la tecnología”. También reafirmó la apuesta de Telefónica por la educación “a través de la tecnología como una de las mejores formas de fomentar el progreso, la cohesión social y no dejar a nadie atrás”. Porque lo que ha empujado a la multinacional tecnológica a traer a España 42, “es que creemos en una educación que abarque todas las fases de aprendizaje a lo largo de la vida, sin importar la edad”. Porque el gran objetivo, apuntó Álvarez-Pallete, es “aprender a reinventarnos constantemente”.

El ejecutivo aseguró que la compañía cree en una educación que abarque todas las fases del aprendizaje, y los alumnos no estarán obligados a tener formación o titulación previa. “La escuela está pensada para los apasionados de la tecnología y sean conscientes de que el mundo está cambiando y la digitalización es imprescindible para cualquier puesto que trabajo”.

La Escuela 42 Madrid, que en España estará financiada por la Fundación Telefónica, estará situada en el Distrito C en las Tablas, y contará con dos plantas y capacidad para 900 alumnos, con un ratio de tres personas por ordenador. Las instalaciones estarán abiertas permanentemente y dispondrán de espacios diáfanos para utilizar los ordenadores, un auditorio para 150 personas con programación permanente, salas de descanso y de ocio, cafetería, una sala de e-Sports y salas de trabajo para reuniones.

Los interesados podrán inscribirse desde hoy en la web de la escuela, 42Madrid.com, y posteriormente deberán realizar dos pruebas online: un ejercicio de memoria de 10 minutos de duración y un test de lógica de 2 horas y media. Los que superen esta fase podrán inscribirse hasta completar el aforo en las denominadas piscinas, que son las pruebas decisivas de acceso a la escuela. Aquí entrarán en contacto con el mundo de la programación a través de proyectos, audiovisuales y del conocimiento colectivo de los compañeros.

Esta fase de acceso, dicen desde la Fundación Telefónica, es la más complicada y la más exigente, ya que los aspirantes deberán realizar un total de 13 proyectos y estarán una media de 12-14 horas diarias en la escuela durante un mes, donde lo más importante es la actitud, las ganas de aprender y de colaborar con el resto de participantes. Por el momento, la piscina se realizará en el mes de septiembre.

El proceso de aprendizaje suele durar tres años de media y sigue una metodología basada en proyectos de las diferentes ramas de la programación. En la actualidad existen 250 proyectos que van creciendo y actualizándose constantemente. Estos se organizan de acuerdo a un árbol de programación con 21 niveles, al cual los estudiantes se enfrentan, como si de un videojuego se tratase, superando las fases y adquiriendo conocimientos competenciales.

De esta forma, Telefónica ha importado a España el modelo de Escuela 42, que nació de manera simultánea en 2013 en Silicon Valley y en el Distrito 17 de París. En este momento está presente en más de una decena de países, Francia, Estados Unidos, Bélgica, Holanda, Marruecos, Sudáfrica, Moldavia, Ucrania, Rusia y Finlandia. Telefónica está impulsando el proyecto 42 también en Brasil.

Normas