Banca

S&P eleva el rating de Cecabank y Laboral Kutxa y mantiene la nota del resto de bancos españoles

La firma asegura que existe espacio para más fusiones en el sistema bancario español

La agencia de calificación crediticia S&P Global ha elevado el rating como emisores a largo de plazo de Cecabank y Laboral Kutxa, al tiempo que ha mantenido las notas del resto de grandes bancos españoles, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la calificadora de riesgos ha elevado la calificación de Cecabank un escalón, desde 'BBB' hasta 'BBB+', manteniendo así a la entidad en último tramo dentro del conocido como grado de inversión y asignándole una perspectiva 'estable'. Asimismo, ha mantenido la nota de la firma como emisor a corto plazo en 'A-2'.

Con respecto a Caja Laboral Popular Cooperativa de Crédito, la denominación social de Laboral Kutxa, S&P Global ha elevado la nota de emisor a largo plazo hasta 'BBB', desde 'BBB-', al tiempo que ha situado la calificación como emisor a corto plazo en 'A-2', desde 'A-3'.

"En medio de unas condiciones económicas alentadoras, tanto los bancos españoles como las empresas no financieras siguen fortaleciéndose y reparando el daño dejado por la crisis", ha subrayado la analista de S&P Global Ratings, Elena Iparraguirre.

La firma ha mantenido las calificaciones del resto de entidades bancarias españolas y ha confirmado que cuentan con una perspectiva 'estable', con la excepción de Kutxabank, que es 'positiva'.

Así, la calificación crediticia de Banco Santander se ha mantenido en 'A'; las de Santander Consumer Finance, BBVA y BBVA Global Markets, en 'A-'; CaixaBank y Bankinter, en 'BBB+'; Kutxabank, Bankia y Banco Sabadell, en 'BBB'; BFA Tenedora de Acciones, en 'BBB-' y Abanca e Ibercaja, en 'BB+'.

Con respecto a las perspectivas del sector, la calificadora de riesgos ha opinado que la decisión de las entidades bancarias de realizar desinversiones en sus carteras de inmuebles ha sido un "paso adelante significativo" para acelerar la reducción de préstamos dudosos.

"El principal desafío para los bancos españoles, así como para sus pares europeos, es mejorar la rentabilidad. Para muchos actores del mercado, la rentabilidad permanece por debajo del coste de capital, una situación que en última instancia podría poner en cuestión la viabilidad a largo plazo de sus modelos de negocio", ha alertado Iparraguirre.

En este sentido, la analista ha insistido en que existe espacio para más fusiones en el sistema bancario español, sobre todo por el hecho de que las entidades medianas "enfrentan mayores retos". Sin embargo, "la falta de éxito en las conversaciones sobre la fusión entre Unicaja y Liberbank muestra las dificultades con las que se encuentran los equipos gestores y los acionistas para llevar adelante estos procesos", ha explicado.

 

 

Normas