Stoneweg levantará dos torres de 300 viviendas en el proyecto Skyline de Madrid

Invertirá 200 millones en el distrito de Tetuán

Stoneweg levantará dos torres de 300 viviendas en el proyecto Skyline de Madrid

La inmobiliaria Stoneweg desarrollará dos torres residenciales en la almendra central de Madrid de 25 plantas, en un proyecto denominado Skyline. La empresa ha adquirido dos terrenos con una capacidad edificable de 45.000 metros cuadrados en el distrito de Tetuán, donde construirá 600 viviendas en una operación que supondrá una inversión de más de 200 millones de euros.

Está previsto que la obras del proyecto se inicien en el segundo semestre de 2019, tras la aprobación de la licencia presentada a finales de 2018, aunque la fase de comercialización se iniciará en mayo de este año. De esta forma, la construcción podría prolongarse durante un plazo de dos años.

El proyecto dispondrá de una torre destinada al alquiler y otra a viviendas en venta en las que se construirán alrededor de 300 viviendas en cada una con pisos de un dormitorio (de alrededor de 60 m2), de dos dormitorios (unos 85 m2) o de tres dormitorios (105 m2).

Las viviendas, diseñadas por Touza Arquitectos y comercializadas por la consultora inmobiliaria CBRE, tendrán un precio que irá desde 300.000 euros hasta 800.000 euros, variando en función de la altura, los metros y la orientación, con lo que el precio del metro cuadrado se situará en los 4.700 euros.

En este sentido, uno de los socios de Stoneweg, Joaquín Castellví, señaló que, durante las tres últimas semanas, se ha realizado el 10% de la preventa de las viviendas, principalmente a compradores españoles, de los cuales destacan aquellos no residentes en Madrid, aunque también hay clientes internacionales, informó Efe. Castellví apuntó que, una vez aprobada la licencia, el tiempo de construcción del proyecto se estima en dos años, “entre 24 y 30 meses”.

El fundador de Touza Arquitectos, Julio Touza, señaló que este proyecto es una “apuesta firme y segura de regeneración urbana” en un barrio que hasta ahora había estado “ligeramente olvidado”. Touza insistió en que el proyecto será desde el principio sostenible, con uso de materiales no contaminantes y con “un alto grado de eficiencia energética”.

Normas