Alimentación

Ferrero compra a Portobello la heladera ICFC, la antigua Avidesa

Desembolsa más de 100 millones por el 30% del fondo español, mientras que la familia

Ferrero compra a Portobello la heladera ICFC, la antigua Avidesa

El fabricante de los Ferrero Rocher, los huevos Kinder o la Nutella hará también helados en España. El grupo italiano Ferrero ha acordado con el fondo de capital riesgo la compra de ICFG, la antigua Avidesa, según ha comunicado el gigante trasnalpino. El precio de la transacción ha superado los 100 millones de euros.

La empresa logró una facturación en 2017, año de las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil, de 102,5 millones de euros, un 4,5% más respecto al ejercicio anterior. El beneficio bruto de explotación (ebitda) fue de 10,4 millones, frente a los 10,9 de 2016, mientras que su resultado neto se quedó plano en 3,2 millones, frente a 3,19. La deuda neta a cierre de 2017 era de 61,2 millones, con una deuda bruta de 80,6 millones y liquidez por 19,4 millones. Así, el importe pagado por Ferrero roza las 10 veces el ebitda generado.

Portobello heredó su participación en ICFG de Ibersuizas, el alma máter de su equipo fundador: Jose Luis Ramírez, íñigo Sánchez-Asiain, Ramón Cerdeiras y Luis Peñarrocha. La gestora de capital riesgo decidió este año poner en venta su participada y para ello contrató a Arcano. Esto se produce en un momento en el que Portobello hadado el pistoletazo de salida a un sustancioso grupo de sus participadas. Ha vendido Iberconsa a Platinum Capital, así como ha iniciado la venta de las clínicas dentales Vivanta y los hoteles Blue Sea.

El fondo compartía el accionariado con la familia Lamsfus, que rescataron la empresa de las manos de Nestlé y se encargaban de la gestión. Pese a que contaban con un derecho de arrastre (drag-along, en la jerga), que les permitía vender su 30% en las mismas condiciones que el socio mayoritario, finalmente han decidido quedarse en el capital, según ha podido saber CincoDías. De hecho, Guillermo Lamsfus Bravo se mantendrá al frente del negocio como director general.

Los responsables de Ferrero han apuntado que la decisión de hacerse  con el control de la heladera se enmarca dentro de su estrategia de buscar  "nuevas oportunidades en diferentes categorías de productos". Esperan completar la operación durante el mes de julio, una vez obtengan el visto bueno de los reguladores.

Normas