Tubacex prevé escalar a un nivel de ventas de 1.000 millones en dos años

El grupo buscará crecimiento en Egipto, India y Oriente Medio

Jesús Esmorís, consejero delegado de Tubacex.
Jesús Esmorís, consejero delegado de Tubacex.

Tubacex, líder mundial en la producción de tubos sin soldadura en acero inoxidable, prevé alcanzar un volumen de ventas de 1.000 millones durante los dos próximos años, lo que supondrá un crecimiento del 47,6 % sobre la facturación de 2018.

El grupo vasco confía en que se mantendrá a medio y largo plazo la recuperación de sus principales mercados, los del petróleo y el gas, tras un periodo de cuatro años de desplome de las cotizaciones de estas materias primas, sobre todo en el caso del crudo.

Las inversiones en los pozos de extracción se han reactivado y Tubacex ha aprovechado la anterior etapa de declive económico para reforzar su red industrial con hasta nueve fábricas en diferentes continentes.

Con esa estructura, el grupo con sede en Llodio (Álava) prevé captar grandes pedidos en los mercados al alza, desde Oriente Medio a India, pasando por Egipto. Los contratos a los que aspira, con ejecución a varios años, suponen un importe mínimo de 300 millones y máximo de 1.000 millones.

El mercado de Irán, donde consiguió un importante encargo del Gobierno de Teherán, está finiquitado por la nueva ronda de sanciones comerciales de Donald Trump, presidente de Estados Unidos (EE. UU.), al país persa. Con una duración de tres años, el grupo vasco solo ha podido realizar suministros durante ocho meses.

Tubacex, cuyo consejero delegado es Jesús Esmorís, prevé repetir en 2019 los resultados de 2018, cuando ganó 17,4 millones netos. Y recuperar la senda del dividendo que ha retomado con cargo a los beneficios del ejercicio anterior. La junta de accionistas ha aprobado este miércoles el reparto de un dividendo complementario de 0,022 euros brutos por acción, que se suma a una retribución similar ya realizada y también con cargo a los resultados de 2018.

La reunión también ratificó el nombramiento como nuevos consejeros independientes de Rosa García, expresidenta de Siemens Gamesa, y de Francisco Javier García, presidente de Seat. A este órgano de gobierno también se incorporará Gema Navarro como representante de Corporación Aristrain, que es el principal accionista de Tubacex con el 11 % del capital.

Normas