Los Benetton y sus socios alcanzan unas plusvalías latentes de 850 millones en Cellnex

El valor de su participación del 29,9% del capital es de 2.700 millones

Tobías Martínez y Marco Patuano, consejero delegado y presidente de Cellnex, respectivamente.
Tobías Martínez y Marco Patuano, consejero delegado y presidente de Cellnex, respectivamente.

La imparable subida en Bolsa de Cellnex durante las últimas jornadas ha venido a premiar las apuestas de los inversores por la compañía. Entre ellos destacan los principales accionistas, la familia italiana Benetton, y sus socios, los fondos soberanos de Abu Dabí y Singapur, propietarios de un 29,9% del capital desde mediados de 2018. Y es que estos inversores acumulan en su conjunto unas plusvalías latentes en Cellnex, en la que entraron entre el verano y el otoño de 2018, cercanas a 850 millones de euros.

En un primer movimiento, los Benetton, a través de la sociedad ConnecT, compraron a Abertis un 29,9% del capital de Cellnex por 1.489 millones de euros, a un precio de 21,50 euros por título. Posteriormente, vendieron un 40% de ConnecT, un 20% a fondo soberano de Singapur y otro 20% al fondo soberano de Abu Dabí. En ambas operaciones, prácticamente seguidas, el precio fue también de 21,50 euros por acción.

A principios de este año, ConnecT acudió a la ampliación de capital de 1.200 millones de euros realizada por Cellnex para captar recursos con los que financiar su proceso de expansión. La sociedad suscribió la parte proporcional a su participación del 29,9%. En este caso, el precio establecido fue de 17,89 euros por acción, de tal forma que el desembolso rondó los 358 millones.

De esta forma, la inversión conjunta sumó 1.847 millones de euros. En la actualidad, la participación de ConnecT en la compañía española de infraestructuras de telecomunicaciones tiene un valor en Bolsa cercano a 2.700 millones de euros, con lo que la plusvalía rondaría los citados 850 millones.

Rally

Y es que Cellnex está viviendo un rally en el mercado, que se ha acelerado tras su acuerdo para adquirir y desplegar torres de móvil con Iliad y Salt, en Francia, Italia y Suiza, valorado en cerca de 4.000 millones de euros.

En este escenario, las acciones de Cellnex acumulan una revalorización superior al 43% en Bolsa desde principios de año, y han llegado a superar la cota de los 30 euros. Los títulos debutaron hace cuatro años en Bolsa, a un precio de 14 euros. Con este avance, su capitalización bursátil se ha situado por encima de 9.000 millones.

En términos operativos, con la operación acordada con Iliad y Salt, Cellnex va a duplicar su tamaño. Así, por ejemplo, sus ventas futuras contratadas o backlog pasará de 18.000 a 36.000 millones de euros. Sus ingresos aumentarán de 901 a 1.800 millones, mientras que el Ebitda ajustado pasará de 591 a 1.300 millones. En términos de posicionamiento, la empresa alcanzará los 45.000 emplazamientos, cifra que le consolida como primer grupo independiente europeo de su segmento, y que situaría por encima de compañías estadounidenses como Crown Castle y SBA Communications.

Efecto ‘Huawei’

Impacto. La ofensiva de EE UU contra Cellnex podría tener como consecuencia un aumento de los acuerdos para compartir redes entre operadoras europeas, según Guy Peddy, analista de Macquarie, citado por Bloomberg. Para el experto, se verían favorecidas telecos como Orange y Vodafone, así como Cellnex.

Acuerdos. Peddy cree que las limitaciones en el suministro aumentaría la presión sobre las operadoras para enfocarse en estrategias de reducción de costes para mejorar los retornos, impulsando la compartición de redes. En cualquier caso, advierte de que la limitación a los equipos de Huawei es negativa para las telecos porque ralentizaría los despliegues y aumentaría los costes.

Normas