Amazon ya prescinde de humanos para empaquetar sus pedidos
AFP

Amazon ya prescinde de humanos para empaquetar sus pedidos

Prevé eliminar hasta 1.300 empleos con esta automatización

Sin duda es una de las revoluciones tecnológicas más temidas por muchos de nosotros, esa que sustituye a los hombres por máquinas y nos deja a todos sin trabajo. Pues aunque pueda parecer lejana, conociendo determinadas informaciones no podemos dejar de pensar en ello. Y eso es precisamente lo que nos transmite esta noticia de Amazon, que está acabando a marchas forzadas con muchos de sus trabajos más básicos, para que estos sean sustituidos por máquinas.

Amazon ya no necesita a personas para empaquetar los pedidos

El gigante de distribución de Jeff Bezos ya cuenta con máquinas que son capaces empaquetar los pedidos de forma personalizada. Estas máquinas son capaces de reconocer el tipo de producto que hay que empaquetar, por su tamaño, y en base a eso lo introduce en una caja adecuada a sus dimensiones. Por lo tanto, la única asistencia humana que se necesita para ese proceso es que alguien lleve los productos a la cinta transportadora que analizará posteriormente los productos.

Amazon
Centenares de paquetes en las instalaciones de Amazon EL PAÍS

Con estas nuevas máquinas Amazon es capaz de reducir su plantilla en 1.300 personas a lo largo y ancho de 55 centros de procesamiento de la compañía en Estados Unidos. Ya que en cada una de estas plantas eran necesarias hasta 24 personas para este empaquetado. El coste de estas nuevas máquinas es de un millón por unidad, más los gastos operativos, un gasto que se puede amortizar en apenas un año. Por tanto Amazon está decidida a expandir este modelo de negocio a la mayoría de sus centros de procesado en todo el mundo, y así aumentar las ganancias a costa de reducir el número de personas que trabajan para ellos.

Una noticia que cuando menos es inquietante, y que también nos debería hacer pensar sobre hasta qué punto la tecnología podría acabar con los trabajos menos cualificados en las principales empresas. Algo que podría convertirse en pan para hoy y hambre para mañana. No en vano puede que a la larga no compensen esas ganancias de Amazon para sectores del empleo tan numerosos como el que se está sustituyendo actualmente por maquinas. Porque si cada vez nos deshacemos de más empleados ¿quién terminará comprando sus productos? si cada vez más personas no son capaces de trabajar tan siquiera en lo más básico. Una noticia agridulce, que por un lado nos demuestra lo que la tecnología ya es capaz de hacer, y a la vez nos recuerda que todos somos cada vez más prescindibles.

Normas
Entra en El País para participar