“Espero caídas del 40% en el Nasdaq. Las últimas subidas fueron un espejismo”

Su vehículo rentó un 15,04% en 2018, un ejercicio en el que todos la mayoría tuvo pérdidas

Antoni Fernández, gestor de Smart Social Sicav.
Antoni Fernández, gestor de Smart Social Sicav.

Antoni Fernández (Vic, 1974) fue el mejor gestor de activos español en 2018, y uno de los mejores de Europa. En medio de un mercado nefasto, en el que todas las clases de activos (Bolsa, bonos, deuda soberana... ) acabaron el año en negativo, la sicav que administra logró una rentabilidad del 15,04%. ¿Cuál fue su estrategia? Jugárselo todo a apuestas bajistas: si los demás perdían, su sicav ganaba.

Fernández y su proyecto Smart Social Sicav es una rara avis en la industria española. El proyecto surgió en las redes sociales. Un grupo de aficionados a la inversión organizó un concurso para ver quién lograba mejores rentabilidades a dos años. Ganó Antoni, y entre todos pusieron dinero para crear su propia sicav y dejar que este gestor amateur tomara los mandos. Hoy el vehículo administra un patrimonio de 30 millones de euros. Desde su arranque, en 2015, la sicav acumula una rentabilidad del 15,5%.

¿Cómo logró un rendimiento del 15% en un año tan difícil en Bolsa?

Yendo a contracorriente. Apostando contra el mercado. Nuestros modelos nos indicaban que la Bolsa cotizaba muy cara, y que tenía que haber una corrección. Así que nos la jugamos y llegamos a destinar el 90% de cartera a ponernos cortos en futuros sobre el Nasdaq, el Dax y el Eurostoxx 50. Aunque el ejercicio empezó mal para nosotros, a partir de mayo el mercado nos fue dando la razón y nuestra apuesta se confirmó en diciembre, con las fuertes caídas en Bolsa.

¿Es difícil ser un inversor bajista?

Hay que tener mucho temple. El 95% de los gestores de fondos de inversión son puramente alcistas. Compran acciones y ya está. Como mucho, suben o bajan la liquidez para amortiguar. Cuando se equivocan lo tienen más fácil, porque siempre pueden decir que les ha pasado lo mismo que al resto. De hecho, los premios a los mejores inversores de 2018 fueron para gestoren que perdieron menos que el resto. No parece razonable. Habría que premiar solo a quien gana.

¿Por qué utiliza futuros del Dax o del Nasdaq para invertir contra el mercado?

Estos futuros son valores extremadamente líquidos. Se pueden comprar y vender en cualquier momento. Para nosotros es fundamental. Hay algunos fondos que están comprando activos que, cuando vienen momentos de tensión, no pueden vender, y eso es muy peligroso. Esto lo vimos a principios del año pasado, con los hedge funds que quebraron por apostar por las caídas del índice VIX de volatilidad. Hay que tener muy clara la liquidez de los activos en los que se invierte.

¿Cuándo cerró las posiciones cortas?

A final de año. Las caídas bursátiles habían sido muy fuertes y decidí vender casi todo. Me quedé con un 86% de efectivo.

Un final de año muy especial... ¿lo celebró?

No especialmente. El 2 de enero ya estaba operando, comprando algunas acciones que me parecía que habían caído mucho.

¿En qué invirtió?

Santander, Telefónica, BBVA, Acerinox, Mediaset... También algunas alemanas, como Daimler o Continental. En total, he dedicado a esta estrategia el 40% de la cartera. Esperábamos que se diera un rebote, aunque no tan grande como el que ha habido en el primer trimestre. De hecho, en el año perdemos un 7%.

¿Qué espera para el resto del año?

Me parece que las últimas subidas son un espejismo. En análisis técnico las llamamos la trampa del toro. Después de hacer máximos la Bolsa, sufre una primera corrección, se recupera, para luego sufrir una caída más severa. Es un patrón que se ha repetido mucho. Para el Nasdaq contemplamos una corrección del 40%. Y el Ibex puede caer otro 12%. Creo que la mayoría de índices cerrarán 2019 con caídas.

¿Cómo se está posicionando?

He desecho poco a poco las apuestas alcistas y abierto nuevos cortos, a muy buenos precios. Hoy, el 80% de la cartera es bajista.

¿Tiene su propio patrimonio en la sicav?

Por supuesto. De hecho, hace una semana dupliqué el número de acciones que tengo. Mi alineación de intereses con el resto de accionistas es total.

¿Entiende las críticas a los bajistas ?

Creo que demuestran un gran desconocimiento de cómo funciona el mercado. Las posiciones cortas permiten el equilibrio del mercado. Si solo existieran las posiciones alcistas las burbujas serían mucho peores y sería más difícil detectar un mal activo. El que invierte en posiciones bajistas es porque ha analizado a fondo unos activos, y nuestra labor favorece que se detecten los excesos de valoraciones, los engaños, los vendedores de humo o directamente los fraudes... como Enron, Abengoa o Gowex.

¿Si acaba habiendo correcciones, luego se dedicará a comprar acciones normales?

Claro. De hecho ya tenemos varias acciones en el radar candidatas a formar parte de la cartera, pero antes deben cotizar a precios menores que los actuales. Desde nuestro inicio en 2015 ya hemos estado invertidos al 100% alcistas.

Normas