Los grandes despachos y la Abogacía, en contra del registro horario de los abogados

El XII Congreso de la Abogacía congrega a más de 2.000 personas en Valladolid

De izquierda a derecha: Joan Roca (Roca Junyent); Rafael Fontana (Cuatrecasas); Fernando Vives (Garrigues); José María Alonso (ICAM); Luis de Carlos (Uría Menéndez); Íñigo Sagardoy (Sagardoy); y Carlos Rueda (GA_P).
De izquierda a derecha: Joan Roca (Roca Junyent); Rafael Fontana (Cuatrecasas); Fernando Vives (Garrigues); José María Alonso (ICAM); Luis de Carlos (Uría Menéndez); Íñigo Sagardoy (Sagardoy); y Carlos Rueda (GA_P).

La abogacía, al menos la Abogacía institucional y los grandes despachos, se posicionan en contra de la aplicación del registro horario en los bufetes. Así se ha puesto de manifiesto en la primera jornada de XII Congreso Nacional que se está celebrando estos días en Valladolid, durante un desayuno con seis socios directores, moderado por el decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), José María Alonso.

Alonso ha sido especialmente crítico con la medida aprobada en los últimos meses de la pasada legislatura y que entrará en vigor el próximo 12 de mayo. La reforma del Estatuto de los Trabajadores obliga a las empresas a registrar "el horario concreto de inicio y finalización" de la jornada. El decano madrileño calificó de "sinsentido" reclamar que este fichero se aplique también en las firmas profesionales porque, según explicó, atenta directamente contra el ejercicio jurídico.

El presidente de Sagardoy Abogados, Íñigo Sagardoy, respaldó el rechazo de Alonso. "Si hay un ejemplo paradigmático de dónde no debe entrar en vigor el registro horario es en la abogacía", aseveró. E instó al Gobierno a buscar "alguna excepcionalidad" a la aplicación de la norma. "Es complejísimo de implantar y si las grandes empresas están teniendo dificultades, los despachos aún más". No obstante, Sagardoy advirtió a los presentes: "el domingo entra en vigor para todos, también para nosotros".

El decano del ICAM reflexionó que quizás de las instituciones "han llegado tarde" al debate de si los despachos deben estar incluidos entre los obligados a aplicar el registro de jornada. La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Victoria Ortega, que se mostró "de acuerdo" con la opinión manifestada por Íñigo Sagardoy (porque "si en alguna profesión choca, es en la nuestra", manifestó) se comprometió a "estudiar, analizar y tratar el tema" para ver "qué posición tomamos" y como deben actuar institucionalmente.

La implantación del registro horario en los bufetes de abogados es un asunto bastante polémico que está despertando opiniones contradictorias entre juristas y letrados. Los que lo defienden aseguran que no hay motivo para excepcionar a la abogacía de una medida que pretende vigilar los excesos en la jornada de trabajo. Los que lo critican, en cambio, subrayan que la misma razón que justificó que los letrados tuvieran un régimen laboral especial, respalda que no se les pueda someter a una norma como esta. Recientemente, el presidente ejecutivo de Garrigues, Fernando Vives, también se sumó a los que negaban que las firmas de abogados estén entre las afectadas por el registro.

Más de 2.000 participantes

Tras el desayuno de los seis socios directores, en el que participaron Fernando Vives, presidente ejecutivo de Garrigues; Rafael Fontana, presidente ejecutivo de Cuatrecasas; Luis de Carlos, socio presidente de Uría Menéndez; Carlos Rueda, socio director de Gómez-Acebo & Pombo; Joan Roca, presidente ejecutivo de Roca Junyent; y el propio Íñigo Sagardoy, ha comenzado el grueso de la jornada.

Las más de 30 ponencias y tres sesiones plenarias han congregado a más de 2.000 participantes y 260 ponentes, con públicos de todas las edades. De hecho, hasta Valladolid se han acercado más de 200 estudiantes de Derecho de toda España, con quienes ha mantenido un encuentro la presidenta del CGAE, Victoria Ortega.

Durante la tarde, asismismo, se ha presentado el nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española, norma que introduce importantes cambios en materia de publicidad, secreto profesional y la relación con los clientes.

Normas