Resultados empresariales

ArcelorMittal reduce un 65,3% su beneficio por el mayor coste de las materias primas

La caída del beneficio a 414 millones de euros es debido al impacto de la "desaceleración económica en los precios del acero y el encarecimiento de las materias primas"

Lakshmi Mittal, presidente y consejero delegado de ArcelorMittal
Lakshmi Mittal, presidente y consejero delegado de ArcelorMittal Getty Images

ArcelorMittal, la mayor compañía siderúrgica mundial, obtuvo un benecio neto atribuible de 414 millones de euros en el primer trimestre de 2019, lo que supone una caída del 65,3% respecto de su resultado del mismo periodo del año anterior como consecuencia del impacto de la desaceleración económica en los precios del acero y el encarecimiento de las materias primas, según informó la multinacional, que ha recortado su estimación de la demanda mundial de acero al margen de China.

"Los resultados de nuestro primer trimestre reejan el difícil entorno operativo al que se ha enfrentado el sector en los últimos meses", apuntó Lakshmi N. Mittal, presidente y consejero delegado de ArcelorMittal, añadiendo que la rentabilidad "se ha visto afectada por los menores precios del acero como consecuencia de la mayor debilidad de la actividad económica" y la persistente sobrecapacidad, así como por el encarecimiento de los costes de las materias primas por la evolución de los acontecimiento desde el lado de la oferta en Brasil.

Las ventas de ArcelorMittal entre enero y marzo se mantuvieron estables en 19.188 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) experimentó un retroceso del 34,2%, hasta 1.652 millones de euros.

Asimismo, la multinacional ha revisado a la baja sus expectativas para la demanda mundial de acero al margen de China, que crecerá entre el 1% y el 2%, por debajo de la anterior previsión de entre el 2% y el 3%, mientras que ha mejorado su estimación del crecimiento del consumo de acero en China, hasta un rango de entre el 0% y el 1%, frente a la anterior previsión de una caída de la demanda de entre el 0,5% y el 1,5% como consecuencia del impacto alcista de las medidas de estímulo aplicadas por Pekín en el consumo del sector inmobiliario.

Normas