El cierre durante 10 días de la Bolsa de Japón afecta a inversores españoles

El cambio de emperador se ha festejado con unas largas vacaciones

Un peatón camina delante de un panel con la evolución bursátil de las empresas que cotizan en la Bolsa de Tokio.
Un peatón camina delante de un panel con la evolución bursátil de las empresas que cotizan en la Bolsa de Tokio.

El cambio de emperador en Japón ha traído consecuencias para los inversores españoles. El cierre de la Bolsa de Tokio durante 10 días ha provocado que algunos fondos que tienen como subyacente fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) que siguen la evolución de las acciones niponas, hayan tenido que retrasar reembolsos y traspasos ordeandos por sus clientes.

El pasado 30 de abril, el emperador Akihito abdicó en favor de su hijo Narhuito, después de 30 años en el trono. Esta renuncia tiene una especial importancia en Japón, porque implica el cambio de era. La llegada del nuevo monarca supuso el inicio de la era Reiwa. Y también el periodo de festividad más largo que ha vivido nunca el país.

Los 10 días de vacaciones relacionados a este acontecimiento histórico también han afectado a los mercados bursátiles. El viernes 26 de abril cerró la Bolsa de valores de Tokio y no volvió a admitir negociación de valores hasta el martes 7 de mayo. 10 días consecutivos sin que los mercados tuvieran una referencia sobre el precio de las acciones niponas. Algo nunca visto.

Fondos nipones

  • Españoles. Hay 24 fondos españoles que invierten en compañías japonesas. CaixaBank, Sabadell, Ibercaja, Bankinter... tienen este tipo de producto
  • Gestora extranjera. En España hay disponibles otros 530 productos de firmas de inversión extanjeras especializadas en Bolsa japonesa.

El largo periodo de asueto no ha sentado bien a la renta variable japonesa. El índice Topix, uno de los más utilizados por los inversores internacionales para seguir la evolución del mercado bursátil nipón, ha registrado una caída del 2,84% entre el lunes y el martes. El índice Nikkei, más conocido entre el gran público, se ha dejado un 2,97%. En cualquier caso, los analistas atribuyen esta corrección al anuncio realizado el domingo por el presidente Donald Trump, donde amenazaba con nuevos aranceles a China, lo que puede hacer que se ralentice el comercio mundial.

Muchos fondos españoles con enfoque global tienen un porcentaje de su cartera invertido en Japón a través de ETF (más baratos que los fondos normales). Algunos clientes que han solicitado retiradas de la inversión en estos productos llevan casi dos semanas esperando, porque no se puede calcular el valor liquidativo de esta parte de la cartera.

En las Bolsas europeas y estadounidenses, el periodo más largo sin cotización es, como máximo, de cuatro días. En Seman Santa no hay negociación de valores entre el Viernes santo y el lunes de Pascua. Y en Navidades también puede llegar a cuatro días, si se juntan el 25 y 26 de diciembre con un fin de semana.

El temor a un posible periodo de volatilidad provocado por el cierre de 10 días en la Bolsa de Tokio llevó a la creación de un comité de supervisión especial. Representantes del Ministerio de Finanzas, del supervisor financiero y del Banco de Japón disañaron un protocolo para monitorizar los posibles riesgos financieros provocados por las celebraciones. El mercado de divisas se mantuvo activo y la Bolsa de Tokio tenía preparados sistemas para mantener las comunicaciones abiertas con otros mercados.

De hecho, el supervisor financiero pidió a los bancos que depositaran un 30% más de efectivo en los cajeros automáticos para poder hacer frente a todos los reembolsos necesarios durante del periodo festivo.

Normas