Telefónica vende activos por más de 2.100 millones este año y acelera el recorte de deuda

Ha vendido los centros de datos, las filiales de Centroamérica y Antares

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Nueva operación de Telefónica en su estrategia de venta de activos no estratégicos para acelerar la reducción deuda. La compañía ha suscrito un acuerdo para la venta de 11 centros de datos en siete países, a Asterion Industrial Partners, gestora con sede en Madrid y que está impulsada por Jesús Olmos, ex responsable de KKR. El importe asciende a 550 millones de euros, con unas plusvalías, antes de impuestos y de minoritarios, de 260 millones.

De esta forma, la operadora ha vendido activos por más de 2.100 millones de euros desde principios de año. Además de los centros de datos. Telefónica vendió sus filiales en Centroamérica a América Móvil y Millicom por un importe agregado de 2.025 millones de euros, y con una reducción de deuda cercana a 1.400 millones (con excepción de Costa Rica, la teleco era propietaria del 60% del capital). También cerró la venta de su aseguradora Antares a Catalana Occidente por 161 millones, con unas plusvalías de 90 millones y un recorte de deuda de 30 millones.

La compañía dijo que estas operaciones complementan el objetivo de reducción de deuda y fortalecimiento de balance por la vía orgánica.

Además, la empresa contabilizará en la deuda los 702 millones de euros procedentes de la devolución por parte de la Hacienda española, derivada de impuestos satisfechos en exceso en los ejercicios 2008 a 2011, tras el acuerdo de ejecución de una resolución del TEAC con la que se resolvía un largo litigio.

Las apuestas del mercado se centran en saber qué deuda comunicará la teleco en los resultados del primer trimestre, que serán presentados mañana, así como la estimación que haga una vez contabilizadas las operaciones que se han hecho con posterioridad al fin del trimestre. La deuda se situará por debajo de 40.000 millones de euros, algo que no sucede desde 2005, antes de la compra de O2. En los últimos tres años, la deuda habría bajado en torno a 13.000 millones. En junio de 2012, llegó a estar por encima de 58.000 millones.

Al cierre de 2018, la deuda era 41.800 millones de euros, con un ratio de apalancamiento de 2,65 veces el Oibda. En marzo pasado, en una presentación con inversores en Londres, la directora financiera, Laura Abasolo, indicó que con las ventas de las filiales de Centroamérica y de Antares, el endeudamiento pasaría a 40.400 millones, con un ratio de apalancamiento de 2,61 veces el Oibda.

Eso sí, la métrica de la deuda va a cambiar al aplicarse la nueva normativa contable IFRS 16, que obliga a las empresas a incluir los arrendamientos. Telefónica estimó que el balance de apertura de la fecha de transición reflejará un incremento en la cifra de activos y pasivos por un importe entre 7.400 y 8.100 millones de euros. No obstante, dijo que el ratio de apalancamiento solo subirá en 0,2 veces el Oibda.

Nueva operación

Venta. Telefónica va a vender 11 centros de datos repartidos entre Argentina (2), Brasil (2), Chile (1), EE UU (1), España (2), México (1) y Perú (2). En Brasil, la filial precisó que va a vender los data centers situados en las ciudades de Santana de Parnaíba y Curitiba, por 441 millones de reales (unos 100 millones de euros).

Contrato. La compañía precisó que la venta de estos activos se acompaña de un contrato de prestación de servicios de housing al grupo, el cual garantiza que la operadora seguirá prestando en dichos data centers los servicios a sus clientes con la misma calidad.

Asesores. BBVA ha asesorado la operación, la mayor en el segmento de los centros de datos en el mercado español, por parte de Telefónica.

Normas