El Banco de España pide a la banca que “defraude” las expectativas del mercado para disciplinarlo

La subgobernadora reclama al sector que ajuste el dividendo en función de su necesidad

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España
Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, es una de las personas más respetadas por el sector financiero español e incluso europeo desde hace tiempo. Tiene fama de dura, pero también de conocer a la perfección las necesidades del sector.

Por ello, las advertencias que ha lanzado a la banca española no parece que caerán en saco roto. De momento, Delgado leyó la cartilla a la banca y la impuso una larga lista de deberes, entre ellos, destacó uno por afectar no solo a las propias entidades sino también a sus inversores. Reclamó al sector que ajuste sus políticas de dividendo y pay-out (parte del beneficio que se destina a remunerar al accionista) y recriminó la actitud de la banca al considerar que es conveniente que “defrauden” las expectativas con el objetivo de disciplinar al mercado.

Además, ha criticado la política de comunicación del sector, que califica de “rígida” y que considera que provoca que se den asuntos como el pago de dividendo por descontado, lo que ha calificado en el XXVI Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación, de una actitud “completamente irracional”.

"La renta variable no es renta fija, la realidad es que en muchas ocasiones las previsiones comunicadas han generado unas expectativas de mercado excesivamente rígidas respecto a la cantidad a pagar en dividendos", ha criticado, añadiendo que la variabilidad de resultado debería traducirse en una variabilidad del dividendo.

Sus palabras, de hecho, contrastan con los objetivos de la banca, que cada año intenta repartir un dividendo como mínimo igual que el año anterior para no disgustar a sus accionistas. Santander y CaixaBank, de hecho, han anunciado que prevén mejorar este año el dividendo del pasado ejercicio.

El Banco de España ya alertó ayer en su Informe de Estabilidad Financiera sobre la política de dividendos de los bancos. Afirmó que los dividendos repartidos en el período 2015-2018 representan el 1,8% de los activos ponderados por riesgos (APRs) del pasado ejercicio, con un pay-out en torno al 50%.

El supervisor incidía el martes en su informe en que si la banca destina alrededor del 50% de sus beneficios a remunerar al accionista no serán capaces de generar el capital suficiente para hacer frente a una repentina demanda de crédito o a llevar a cabo nuevas provisiones sin perjudicar a su solvencia.

Delgado siguió la misma línea. Explicó las políticas de retribución al accionista deben adecuarse a las necesidades de generación orgánica de capital de cada entidad.

Y como lo hiciera ayer el informe del Banco de España, la subgobernadora ha puesto el foco en la necesidad de mejorar el capital y la solvencia de la banca, ya que se sitúa a la cola de la zona euro. La supervisora, de hecho, ha criticado a las entidades españolas que sean aún el "farolillo rojo" en solvencia en Europa, pese a que su nivel de capital ha mejorado en los últimos años, al pasar del 9,8% al 11,5%.Pero la distancia media entre sus homólogos del Viejo Continente ha pasado de 200 puntos básicos a 300 en el ratio de máxima calidad CET1. "La banca europea ha reforzado
mucho más su capital que la de nuestro país", ha advertido.

Eso sí, ha explicado que la banca española está en mejor posición que el promedio europeo en términos de apalancamiento.

CRÍTICAS DE LA BANCA A UN RECORTE DEL DIVIDENDO

El presidente de la AEB, José María Roldán, ya criticó el pasado 25 de abril tras celebrarse la asamblea de la patronal bancaria las “incesantes exigencias” de capital que reclaman los supervisores.

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Alvarez, también decidió ayer contestar a la subgobernadora. Aseguró que en EEUU, el pay out de las entidades financieras alcanza el 100%, un porcentaje muy superior al de la banca europea, que oscila entre el 30% y el 40%. 

El directivo destacó que, además, el sector financiero de EEUU tiene que soportar menores requerimientos de capital que en Europa. 

Álvarez ha destacado que la entidad ha generado en los últimos años 18.000 millones de capital, de los 7.500 provienen de la ampliación de capital realizada tras la compra del Popular.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, cifró en 905 millones de euros la generación de nuevo capital por parte de la entidad durante el ejercicio 2018 y los primeros tres meses de 2019,
de los que 357 millones ya se han repartido en dividendos.

Aseguró que el banco está a la espera de la respuesta del Banco Central Europeo (BCE) sobre los requisitos de capital le exigirá para el ejercicio a fin de poder repartir dicha solvencia sobrante. Precisó que se espera que se vayan reduciendo los efectos regulatorios y en 2020 Bankia pueda alcanzar dicho objetivo de retornar a los accionistas 2.500 millones de euros, equivalentes al 33% de la capitalización bursátil, como está previsto en su hoja de ruta.

PRECIOS MÁS ALTOS

Delgado también insistió en que la banca aborde fusiones, incluso transfronterizas, aunque reconoció que estas últimas chocan con barreras nacionales. Pidió recortar el exceso de oficinas. Pero enfatizó en la necesidad de que la banca aplique “siempre una adecuada política de fijación de precios”. Señaló que estas políticas deben “ser coherentes, exhaustivas y rigurosas para garantizar que el precio que se cobre por un producto o servicio se corresponda, al menos, con su coste total, incluida la prima de riesgo inherente a cada tipo de operación”.

GOBERNANZA

La subgobernadora también aprovecho para tirar de las orejas a los bancos por su gobernanza. Sus declaraciones se producen justo cuando BBVA ha procedido a cambiar los poderes de su presidente y consejero delegado tras la salida de Francisco González, y a nombrar al primer viceprensidente desde hace años. “En España hemos sido testigos del riesgo de la gobernanza. Por ello, más allá del cumplimiento de los criterios prudenciales, establecer mecanismos adecuados de gobernanza es clave”, reclamó Margarita Delgado. “Los consejos deben actuar como órganos de control, no de aprobación de decisiones a nivel más bajo, para ello deben tener diferentes perfiles, y la función de riesgos debe estar representada en el consejo”, añadió.Ç

IMPUESTOS

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, criticó ayer las intenciones del futuro gobierno de Pedro Sánchez de subir los impuestos a la banca y al secotr energético. Según Dancausa, esas tasas impositivas para incrementar los ingresos “da buenos resultados en el corto plazo, pero en el medio y largo plazo, puede ser un desastre para las empresas”.

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, señaló que la banca corre el riesgo de “perder la diferenciación y la relevancia” y volverse “invisible” para los consumidores, ante la irrupción de las fintech.

CONSUMO Y FINANCIACIÓN A EMPRESAS

El consejero delegado de Banco Santander en España, Rami Aboukhair, y la directora de España y Portugal de BBVA, Cristina de Parias, han coincidido en señalar a los segmentos de la financiación al consumo y el empresarial como los negocios clave para mejorar la rentabilidad.

Para Aboukhair, es "fundamental" crecer a través de la financiación al consumo, pero siempre utilizando sistemas de riesgo y datos y ofreciendo una experiencia "sensacional" a los clientes.

De su lado, De Parias ha coincidido en señalar que BBVA ha centrado su estrategia de crecimiento rentable en la financiación al consumo. "Estamos paulatinamente reconduciendo nuestro balance, con menor peso del mercado hipotecario y creciendo a doble dígito en los de más valor",
ha indicado.

Asimismo, la directora de España y Portugal del banco 'azul' ha remarcado que los servicios y productos que ofrece, partiendo de la base de que el mercado español "es muy competitivo", están siempre ajustados al perfil del riesgo del cliente. "Nos ayuda enormemente poder dar un
precio personalizado al perfil del cliente", ha subrayado.

Por otro lado, Aboukhair ha destacado la mayor cuota de mercado en el segmento de pymes del Santander a raíz de la adquisición de Banco Popular, que se sitúa en torno al 25%. Además, ha remarcado el hecho de que el número de empresas españolas que han empezado a exportar ha
aumentado en un 60%.

En este sentido, ha indicado que la entidad pretende ahora aprovechar su banca mayorista para bajar los productos de "calidad" al nivel de las pymes y acompañarlas en su digitalización.

De Parias también ha subrayado esta forma de buscar rentabilidad, al asegurar que el segmento empresarial, junto al de consumo, es fundamental para mejorar la situación de la banca, si bien ha reconocido que el precio de los productos y servicios es una parte "fundamental" para la optimización del capital y un "gran" foco de preocupación.

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ha advertido hoy de que la digitalización no debe "desbancarizar a nadie", en referencia al cierre de oficinas en las zonas rurales, y ha asegurado que la entidad no está abandonando estas poblaciones.

Gortázar ha garantizado la sostenibilidad de la red rural de Caixabank y ha añadido que la red
urbana requiere ahora "menos oficinas, pero mejores". "Podemos perder un poco de proximidad y ganar en valor añadido y potenciar al mismo tiempo la atención remota", ha asegurado.

Normas