Retribución al accionista

Los derechos de Reig Jofre se disparan un 400%

Arranca el segundo scrip dividend de la farmacéutica que repartirá tres millones de euros entre sus accionistas este año

Ignasi Biosca, consejero delegado de Reig Jofre.
Ignasi Biosca, consejero delegado de Reig Jofre.

El scrip dividend de Reig Jofre arrancó hoy martes con el inicio de cotización de los derechos que se podrán negociar en el mercado hasta el 21 de mayo. Los derechos tienen un precio de compra fijado por Reig de 0,045 euros/derecho, lo que multiplicado por los 56 que hacen falta para obtener una acción nueva, ya sitúan el precio de cada acción nueva en los 2,52 euros por acción, una cantidad bastante ajustada a los 2,54 a los que cerró ayer por la tarde.

En algunos momentos de la jornada, los derechos de Reig Jofre han llegado a dispararse más del 400% mientras que la acción le seguía con un alza que rondaba el 7%. Después de llegar a subir más del 400%, los derechos se han estabilidad en torno al 100%, una revalorización igual de desproporcionada, explican fuentes de mercado ya que normalmente el derecho y la acción cotizan a la par.

Estas fuentes señalan la posibilidad de que haya un componente humano detrás de ello como un posible error al colocar las órdenes con precios de escasos céntimos. El hecho de que se esté especulando es casi improbable ya que en el mercado de derechos no se admiten operaciones en corto, añaden las mismas fuentes.

Los accionistas que quieran percibir este dividendo en efectivo tienen hasta el 18 de mayo para comunicarlo y el pago se hará efectivo el 23 de mayo. El importe del mismo asciende a 0,045 euros el 23 de mayo.

Se trata del segundo año consecutivo que la compañía catalana elige la popular fórmula del scrip dividend para retribuir a sus accionistas que supondrá un desembolso de un máximo de 3 millones de euros que permite elegir entre cobrar el dividendo de la sociedad en efectivo o recibir acciones.

El consejero delegado de Reig Jofre, Ignasi Biosca, explicó la pasada semana, en un encuentro con periodistas recogido por la agencia Efe, que la compañía "se encuentra cómoda" con este modelo retributivo, que ha tenido una buena acogida por parte de los accionistas, y no descarta "repetirlo en el futuro".

Según la directora financiera de la farmacéutica, Roser Gomila, el pasado año sólo un 2% de los accionistas optaron por cobrar el dividendo en efectivo, mientras que el resto recibió acciones o vendió los derechos en el mercado.

El pasado año, la rentabilidad por dividendo fue del 1,5% y este año estará por encima del 1,6%, según avanzó Biosca. Reig Jofre quiere aprovechar también el dividendo flexible para aumentar su capital flotante.

 Actualmente, el 73% de la compañía está en manos de Reig Jofré Investments, un 13% es de Natra y un 14% es capital flotante (free float), es decir, que es susceptible de ser negociado habitualmente en Bolsa, un porcentaje que Biosca quiere incrementar de forma paulatina en los próximos ejercicios, informa Efe. A través del dividendo flexible, Reig Jofré Investments venderá sus derechos al mercado y reducirá así ligeramente su participación en la farmacéutica. El pasado año, gracias a esta misma fórmula, su peso en el capital bajó del 74 al 73%, y este año prevé reducirla en un porcentaje similar.

 

 

Normas
Entra en El País para participar