iOS
Cómo activar y usar el modo No Molestar en iPhone o iPad

Cómo activar y usar el modo No Molestar en iPhone o iPad

Una bendita solución para nuestra tranquilidad.

El modo No Molestar de dispositivos iOS como iPhone o iPad es una bendición para nuestra tranquilidad. Es ideal para desconectar en momentos en los que no queramos saber absolutamente nada de nadie y solamente deseemos tranquilidad y paz, sin notificaciones perturbando nuestra calma en todo momento. Os contamos cómo sacar el máximo rendimiento de esta funcionalidad del sistema operativo de los aparatos de Apple.

Sacar el máximo rendimiento del modo No Molestar de iOS

Para activar el modo No Molestar en iPhone o iPad hay que activar el Centro de Control del dispositivo. Si tenéis iPhone X o superior, se hace deslizando hacia abajo desde la parte superior derecha de la pantalla, mientras que si tenéis modelos anteriores, se hace deslizando desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba. En cualquiera de los dos casos veréis el icono de una luna, que es el indicador a la hora de activar dicha función en nuestros dispositivos.

Cómo activar y usar el modo No Molestar en iPhone o iPad

Si habilitamos el modo No Molestar, el teléfono seguirá recibiendo llamadas, mensajes y otras notificaciones, pero no se encenderá la pantalla, vibrará o sonará para avisarnos. Solamente se mostrarán en el centro de notificaciones si lo tenemos activado y miramos para comprobarlo. Pero, a diferencia del Modo Avión, podremos interactuar con el teléfono viendo mensajes o navegando por internet, con la diferencia de que, una vez soltemos el terminal, dejará de avisar. Es una buena opción para poner por la noche a la hora de dormir. Y tranquilos, que aunque esté activado, la alarma del despertador sonará igualmente.

Si tenéis determinadas horas del día en las que generalmente no queréis ser molestados, por medio de Ajustes > No Molestar, podemos programar las horas del día en las que automáticamente nuestro dispositivo no emitirá ningún aviso, así nos ahorramos el tener que estar activándolo y desactivándolo de forma continua. También es posible configurar otras opciones, como permitir llamadas de determinadas personas, algo ideal si queremos excluir de este veto a familiares, amigos o gente relacionada con el ámbito laboral. Incluso podemos desactivar las notificaciones por completo, aunque estemos usando el teléfono.

Hay veces que esta funcionalidad es un completo regalo para nuestra tranquilidad, especialmente si tenemos que estar constantemente delante del teléfono por cuestiones de trabajo y nos podemos permitir una desconexión temporal, por pequeña que sea.

Normas