Un exdirectivo de Jazztel lanza Loozend para decir adiós al ‘backup’

La ‘startup’ permite recuperar la información de los discos duros, incluso la borrada

Un exdirectivo de Jazztel lanza Loozend para decir adiós al ‘backup’

El español José Manuel Arnaiz, miembro del equipo fundador de Jazztel y director de marketing de la antigua Auna, además de exdirector del sur de Europa en AT&T, se ha propuesto que la gente diga adiós al backup. El ejecutivo ha puesto en marcha la startup Loozend, que ha patentado una tecnología, desarrollada durante cuatro años, que ofrece un “enfoque disruptivo en la protección de los datos” de un ordenador.

La solución, que no tiene límite de espacio, guarda todo, todo el tiempo y no borra nada, “algo aberrante para un informático”, dice Arnaiz. “Loozend custodia copias del sistema operativo, de los programas, todas las versiones de cada documento, archivos temporales, correos electrónicos, documentos incluso borrados, papelera… Todo”, explica a CincoDías Arnaiz. Loozend está basada en la nube y funciona como una especie de máquina del tiempo, al permitir recuperar o acceder a un documento concreto o a toda la información contenida en un disco duro en un determinado momento, “y todo de una manera muy sencilla e intuitiva para el usuario”.

Arnaiz defiende que Loozend deja obsoletos conceptos como backup, copia de respaldo, recuperación de desastre, porque permite al usuario acceder a la información inmediatamente y seguir trabajando a pesar de que se le haya roto el disco duro, se haya borrado accidental o voluntariamente, esté bloqueado el ordenador por un virus, haya perdido el PC o se lo hayan robado. “El usuario solo tiene que entrar a su espacio Loozend en la nube (su consola) desde cualquier otro equipo y buscar a través de una barra del tiempo la copia de la información contenida en su disco duro en un determinado momento (año, día, hora e incluso segundo) en un entorno virtual que reproduce fielmente su mapa de carpetas y archivos que existía en ese instante y seguir trabajando como si nada hubiera pasado”.

Loozend se ofrece como un servicio y su coste es de 85 euros (con IVA) por ordenador al año. La compañía, que utilizará para llegar al mercado el canal de distribución habitual de las empresas de tecnologías de la información, cree que entre las pymes, autónomos y profesionales (registradores, abogados, notarios…) tendrá el grueso de sus clientes, aunque Arnaiz aclara que la solución puede ser muy útil para particulares y también para grandes empresas. “Algunas de estas han mostrado un gran interés para utilizarlo en los ordenadores de sus directivos o para empleados que trabajan en procesos críticos”.

La solución está disponible en la actualidad para ordenadores basados en Windows aunque el acceso a la consola de Loozend en la nube puede hacerse desde cualquier ordenador (incluso desde un Mac), teléfono móvil o una tableta.

Arnaiz está convencido de que la tecnología que han patentado facilitará nuevos usos de la información, muchos aún por descubrir. “La posibilidad de acceder a todas las versiones de un documento, por ejemplo, permite una vuelta atrás y comparar diferentes versiones de un documento, un diseño, un proyecto. También permite guardar todo durante toda la vida en un único lugar y olvidarse de discos duros externos y otros sistemas de almacenamiento que son complicados de gestionar”.

El directivo reconoce que en el mercado existen muchísimos otros servicios para guardar y recuperar información, pero sostiene que Loozend gana por goleada en garantía de recuperación y facilidad de uso. “Somos los únicos que recuperamos cualquier información que haya estado en algún momento guardada en el ordenador, aunque la hayas borrado, y sin que el usuario tenga que configurar nada ni leer manuales de 100 páginas como ocurre con otros servicios. Aquí solo te descargas la app, metes un email y un password, hacemos una exploración inicial de tu disco duro y empiezan las copias”. La privacidad, añade, está “garantizada”, el acceso a la información “está fuertemente encriptado con las tecnologías más sofisticadas”.

Los Carnegie respaldan el proyecto

Emprendedor. Robert C. S. Bobby Monks es un emprendedor en serie que ha fundado, dirigido y hecho crecer muchas empresas en los sectores financiero, inmobiliario, media y tecnología. Este miembro de los Carnegie, una de las dinastías empresariales más relevantes de EE UU, ha decidido invertir y apoyar el proyecto español de Loozend, que cuenta con varios inversores privados.

La startup española. Ha sido cofundada por Arnaiz, que creó con 21 años una empresa informática que llegó a facturar 1.000 millones de pesetas en 1989, y el informático y empresario argentino Alexis Miguel Altmann. Arnaiz también está detrás de Digi Mobil, un operador móvil español dirigido a la comunidad rumana, que ya factura más de 130 millones. Aunque el directivo dejó ya este proyecto, sigue estando en el consejo.

Normas
Entra en El País para participar