Euskaltel inicia su reorganización societaria al fusionar Telecable y R

Rebautiza la filial gallega, que absorbe a la división asturiana

Miembros del consejo de administración de Euskaltel en la última junta de accionistas de la operadora vasca.
Miembros del consejo de administración de Euskaltel en la última junta de accionistas de la operadora vasca. EFE

Euskaltel ha puesto en marcha su proceso de reorganización societaria interna. Bajo este movimiento, el grupo vasco acordó la absorción de Telecable de Asturias por parte de R Cable y Telecomunicaciones Galicia. Ambas filiales están participadas por Euskaltel al 100% del capital.

Además, en la comunicación remitida al registro mercantil, la operadora vasca señala que ha cambiado la denominación de la citada división gallega, que ha pasado a llamarse R Cable y Telecable Telecomunicaciones. Es decir, ha reunido los nombres de sus divisiones en Galicia y Asturias en la sociedad resultante.

Fuentes de la compañía señalan que la integración forma parte de la reorganización interna, que tiene como objetivo simplificar las estructuras societarias.

En marzo pasado, dentro de la estrategia puesta en marcha tras la ofensiva de Zegona, la teleco vasca anunció que la integración permitiría unificar procesos de trabajo y maximizar sinergias bajo una misma sociedad, así como la explotación de ambas marcas en sus mercados originarios y de expansión, con una mayor flexibilidad financiera y un claro margen de crecimiento. Euskaltel defendió que así se afianzaría “el sólido nivel de arraigo y compromiso que tanto R como Telecable tienen en sus respectivos mercados y su reconocimiento en cada una de las comunidades”.

Dentro de esta oleada de cambios, Euskaltel anunció a final de abril su decisión de recurrir a la marca R para comercializar sus productos en el conjunto del mercado español, con un plan de expansión de la mano de MediaMarkt.

Marcas

De esta forma, la operadora utiliza la marca Euskaltel en País Vasco, Navarra y La Rioja, la marca Telecable en Asturias y R en el resto de comunidades autónomas, con excepción de Cataluña, donde ha empezado a emplear la marca RACCtel+, tras la firma de una alianza con el RACC.

Este posicionamiento choca con la intención de Zegona, primer accionista de Euskaltel con un 21% del capital, de que la operadora vasca utilice la marca Virgin en su expansión por el mercado español.

En términos generales, en la presentación del nuevo plan estratégico, a principios de este año, el grupo señaló que estaba inmerso en un plan de transformación y simplificación que supondrá adicionalmente una optimización de la compañía, una mejora en sus productos y una eficiencia para alcanzar un ahorro de costes entre 40 y 45 millones de euros anuales. Entre otras medidas, la operadora está trabajando en unificar tanto los activos físicos de Euskaltel, R y Telecable como sus plataformas, sus CRM y las aplicaciones que usan los clientes. Además, el grupo apostó por una estrategia comercial unificada.

El objetivo de la empresa es situar el margen de Ebitda en el 50% en el año 2022, frente al 48,6% de 2018.

Nuevas sinergias

Euskaltel estableció una alianza con MásMóvil y Global Dominion para constituir una sociedad conjunta, destinada a la centralización de las compras de terminales móviles, routers y otros dispositivos. La intención es captar sinergias por la simplificación de los procesos de compra.

Normas