Windows 10: esta es la manera más rápida de desinstalar programas

Windows 10: esta es la manera más rápida de desinstalar programas

Desinstala programas de forma rápida y sencilla

Con el paso del tiempo, es posible que nuestro ordenador se llene de demasiadas aplicaciones y, probablemente, muchas de ellas no las utilicemos ni siquiera de forma habitual. Por eso, es importante saber cómo gestionarlas y saber eliminarlas de nuestro disco duro para que no ocupen espacio innecesario en nuestro ordenador, o gasten recursos que puedan servirnos para otros menesteres.

Desinstalar programas en Windows 10

A continuación vamos a contaros cuáles son los métodos para desinstalar programas de Windows de la forma más rápida y sencilla, para que cualquiera pueda hacerlo en tan solo unos instantes. Hay dos formas de hacerlo, ya sea desde Configuración o desde el Panel de Control.

El método más rápido para desinstalar apps en Windows 10.
El método más rápido para desinstalar apps en Windows 10.

Desde la configuración de Windows 10 accedemos a la opción Aplicaciones, a la que también podemos acceder mediante el buscador de Cortana. Ahí, encontraremos Aplicaciones y Características. Ahí nos aparecerá un listado en el que veremos todas las apps que tengamos instaladas. Basta con pulsar sobre ellas para que nos aparezca la opción Desinstalar. Si pulsamos comenzará el proceso para borrar los datos y que desaparezca por completo de nuestro sistema.

Esta sería la forma más rápida de desinstalar aplicaciones en Windows 10. Aunque no es la única. Puede que seáis más tradicionales y que prefiráis hacerlo como siempre, mediante el Panel de Control. Esta posibilidad todavía es válida en Windows 10. Desde ahí tenemos acceso a todas las aplicaciones y programas instalados en nuestro ordenador. Al igual que con la anterior opción, basta con pulsar sobre la opción deseada y pulsar en desinstalar para iniciar el proceso.

Cualquiera de las dos opciones son válidas para proceder a eliminar el programa que deseemos de nuestro sistema. Ambas se realizan de una forma sencilla y sin demasiadas complicaciones.

Es más que aconsejable echar un vistazo de forma periódica a estos apartados, ya que tendemos a dejar instaladas aplicaciones que no utilizamos o solo damos uso de ellas una vez y quedan ahí en el olvido por siempre. Comprobando de forma habitual nos evitaremos problemas en el ordenador, a la hora de posible lentitud en su utilización o problemas derivados de la falta de espacio. Mientras tenga una fácil solución, como la tiene en este caso, es mejor ser previsores.

Normas