McDonalds está instalando pantallas que predicen nuestro pedido
REUTERS

McDonalds está instalando pantallas que predicen nuestro pedido

Ya no os hará falta ni pensar el McMenú que queréis.

Parece que desde McDonalds quieren ir todavía más allá en el concepto de 'comida rápida', y pretenden que ni pensemos lo que queremos comer, ya que lo sabrán de antemano. Así, en el futuro, nos ahorraremos tener que decidir el menú que nos apetece.

Comida muy rápida

La gigante de las hamburguesas está instalando pantallas en 700 de sus restaurantes que funcionan con una Inteligencia Artificial que nos sugiere alimentos en función de la hora del día, del clima o de las tendencias, así como elementos adicionales que puedan ser de nuestro antojo según el pedido inicial.

Con el nuevo servicio, prácticamente no pensaremos qué queremos para comer.
Con el nuevo servicio, prácticamente no pensaremos qué queremos para comer. AFP

A principios de año, McDonalds ha comprado a la empresa digital israelí llamada Dynamic Yield, que es quien ayuda a la cadena de restaurantes de comida rápida tanto a los pedidos como a la venta extensiva en la tienda. Esto, tiene el gran punto negativo de que, si la propia máquina ofrece alimentos complementarios, al final terminarán por desaparecer los cajeros de los establecimientos.

Con esta nueva aplicación, los kioskos de dichos restaurantes pueden reunir un perfil detallado de las preferencias y los hábitos alimenticios de los clientes, proporcionando así interacciones específicas con cada uno de los usuarios gracias a la gestión de datos de la plataforma. Parece que desde McDonalds tienen pensado ir implementando esta tecnología en sus tiendas de forma progresiva.

Las pantallas o kioskos llevan ya un tiempo implementados en dicha superficie, permitiendo al usuario elaborar su propio pedido sin necesidad de ser atendido por un vendedor o cajero. Ahora quieren ir más allá y sugerir desde la IA a los usuarios los alimentos que mejor le pueden venir en ese momento o que más le puedan apetecer. Añadiendo además venta complementaria según las circunstancias, como helados si estamos en verano o hace calor.

El concepto de comida rápida coge cada vez más consistencia. La cadena diseña aplicaciones con una IA que proporcione al consumidor esta información con el objetivo de facilitarle la tarea a la hora de hacer pedidos y que se monten menos colas o se gestionen más rápido, para que la gente no se eche para atrás a la hora de pedir. Una visión de puro negocio que puede ser la tendencia en el futuro a la hora de visitar este tipo de restaurantes. Pero, como hemos comentado, tiene la dicotomía de priorizar a una máquina por encima de una persona que pueda realizar la misma función, con lo peligroso que eso resulta.

Normas