Sabadell se convierte en el primer banco español en aliarse con AmazonPay

La entidad que preside Oliu prevé aumentar la captación de comercios electrónicos en dos dígitos altos en un solo año

Una sala de Amazon en las oficinas de la firma en Manhattan
Una sala de Amazon en las oficinas de la firma en Manhattan REUTERS

Los medios de pago se han convertido en uno de los principales caballos de batalla de la banca en la actualidad. Todos quieres ser los primeros y los más avanzados, ya que es en esta parte del negocio donde las entidades financieras pueden obtener más comisiones o atraer a más clientes. También es el segmento de negocio en el que la competencia se ha radicalizado más como consecuencia de la entrada de los denominados neobanco o las fintech. Por estas razones las entidades tradicionales están ampliando sus ofertas en medios de pago y en operadores con los que asociarse.

Este es el caso de Sabadell, que acaba de convertirse en el primer banco español y el segundo de Europa (si se tiene en cuenta las pruebas piloto que ha realizado con el banco italiano Sella) en firmar un acuerdo con AmazonPay.

La división de sistemas de pago de la firma más conocida de comercio electrónico se integra así en los sistemas de pago españoles de la mano de Banco Sabadell.

Amazon Pay es un servicio de procesamiento de pagos en línea que es propiedad de Amazon. Lanzado en 2007, AmazonPay utiliza la base de consumidores de Amazon.com y se enfoca en darles a los usuarios la opción de pagar con sus cuentas de Amazon en sitios web de comerciantes externo.

La asociación de AmazonPay y Sabadell se trata de un servicio de intermediación que permite realizar los pagos de las compras online sin que el usuario tenga que facilitar sus datos personales o su número de tarjeta.

Además, al estar vinculada la cuenta del usuario en Amazon, el comprador tampoco tendrá que teclear la dirección del envío de la compra, puesto que deberá seleccionar la que quiera entre las direcciones registradas en su cuenta.

El banco que preside Josep Oliu da un salto así en medios de pago al lograr abarcar todos los sistemas. Cuenta, de esta forma, con sistemas de pago basados en tarjeta, soluciones propias de la banca española como Bizum y ahora incorpora AmazonPay para atender la demanda de los comercios, “ofreciendo la mayor diversidad de alternativas de cobro para que los compradores paguen con sus sistema de pago habitual o preferido”, explica la entidad.

En su página web AmazonPay asegura que con su fórmula se simplifica el proceso de inicio de sesión y compra para cientos de millones de clientes de todo el mundo, “ya que les permite utilizar los datos almacenados en sus cuentas de Amazon. La experiencia del cliente resulta familiar y de confianza. En un par de pasos, los usuarios pueden completar una transacción sin tener que abandonar la web, manteniendo la imagen de la marca y conservando la fidelidad del cliente”.

Esta big tech del comercio también explica que con su sistema de pagos el banco podrá atraer “a una gran cantidad de clientes de Amazon y conservarlos, gracias a su confianza en la marca Amazon”.

Ese es precisamente el objetivo de Banco Sabadell, mantener sus clientes de e-commerce y captar nuevos con el apoyo de AmazonPay, ya que el potencial de esta plataforma de comercio electrónico es enorme, explica Albert Figueras, subdirector general y director customer solutions en el banco. 24 millones de usuarios españoles realizan compras online, y de ellos 12 millones son clientes de Amazon, según explican fuentes expertas en comercial electrónico, ya que no existen datos oficiales del número de usuarios del líder mundial de e-commerce.

El banco que preside Josep Oliu, de hecho, es, junto a CaixaBank, el mayor banco español de clientes de comercio electrónico, con una cuota de mercado del 20%. “Esta es una de las principales razones por las que AmazonPay ha decidido llegar a su primer acuerdo con un banco en España con nosotros”, explica Figueras.

Sabadell cuenta con 30.000 clientes e-commerce. El pasado año incorporó unos 5.000, pero su objetivo con el acuerdo con AmazonPay es crecer en dos dígitos sobre el total que tiene.
Los comercios, además, saldrán beneficiados con este acuerdo puesto que con Amazon el ratio de conversión (operaciones de compra que al final no se realizan) “se reduce muchísimo”, según todos los análisis, explica el directivo de Banco Sabadell.

Este ratio de compras fustradas se eleva en la actualidad al 70%, mientras que en Amazon la cifra se reduce como mínimo en un tercio, explica Figueras, quien añade que con la instalación en los TPV del botón de pago la firma estadounidense cualquier comercio podrá realizar pagos mucho más rápidos en cualquier compra. “Amazon es tan conocido que cualquier cliente se fía a la hora de hacer un pago con su sistema”, declara el ejecutivo de Banco Sabadell.

Esta entidad financiera es posible que amplíe su alianza con Amazon, firma, a la vez, que en unos meses podría llegar a acuerdos con otros bancos españoles.

Un caso similar ocurrió con Apple Pay. Este sistema de pago llegó a España de la mano de Banco Santander, que lo tuvo en exclusiva durante bastante tiempo, aunque al final todas las entidades financieras que operan en el país se han adherido al final a esta firma.

Una de las entidades más activas en pagos online

Meses de negociaciones. Banco Sabadell lleva varios meses negociando y ensayando con AmazonPay para instalar su botón de pagos en los pagos electrónicos de sus comercios asociados. Aunque es el segundo banco en Europa en asociarse con la firma estadounidense, el primero Banca Sella, apenas han realizado operciones fuera de las pruebas piloto.

Primera experiencia en 2017. Los pagos de AmazonPay desembarcaron en España en 2017, pero AmazonPay para realizar pagos inmediatos en una web. Es algo muy parecido a PayPal, y ayuda cuando un usuario quiere hacer una compra en una web sin facilitar sus datos personales. Pese a su llegada a España susa pagos se limitaban inicialmente a la compra de billetes de avión en Vueling, y de otras aerolíneas.

Ventas online de Banco Sabadell. La entidad financiera ha aumentado su facturación en ventas e-commerce en un 30% en el último año . Actualmente, factura 4.000 millones de euros al año en ventas por internet, según datos falicitados por el propio banco.

Normas