Banca

Accionistas de UBS se rebelan tras la multa récord por evasión de impuestos en Francia

La votación contra la junta directiva y los altos ejecutivos ante su responsabilidad no llegí a la mayoría necesaria

Logotipo del banco suizo UBS
Logotipo del banco suizo UBS

Los accionistas de UBS han votado en contra de los principales directivos del banco suizo en su junta de accionistas tras la apuesta que hicieron poco aconsejable para luchar en vez de resolver una investigación francesa sobre lavado de dinero, por la que se multó a la entidad con el récord de 4.500 millones de euros.

En la junta el 42% de los inversores votaron en contra y el 17% se abstuvo de la gestión de los principales ejecutivos del banco a causa de la responsabilidad legal en protesta por su intervención en la acusación fiscal. La propuesta, así, no alcanzó la mayoría que necesitaba.

Se esperaba que la votación se cerrara después de que el influyente asesor proxy, Institutional Shareholder Services, dijera que los inversores deberían votar en contra de UBS tras la decisión de un tribunal francés de declarar al banco culpable de solicitar ilegalmente a clientes ultraricos lavar sus beneficios con una evasión fiscal en febrero.

Un juez impuso una multa récord de 3.700 millones de euros y ordenó a UBS pagar 800 millones de euros por daños. El banco ha apelado este fallo, pero el proceso podría llevar años.

El presidente de la entidad, Axel Weber, afirmó que “no fue posible llegar a un acuerdo extrajudicial aceptable”, lo que significa que “no tenemos más remedio que acudir a los tribunales”.

Normas