Axa revende ocho sedes del Govern compradas a la Generalitat en 2013

La aseguradora pone a la venta por 90 millones una parte de la cartera adquirida hace seis años

Quim Torra, president de la Generalitat, la pasada semana.
Quim Torra, president de la Generalitat, la pasada semana.

La aseguradora Axa ha decidido poner a la venta parte de la cartera de edificios públicos de oficinas que adquirió a la Generalitat catalana y que están ocupados por varios departamentos del Govern. Uno de los fondos inmobiliarios de la entidad francesa ha sacado al mercado ocho de esos inmuebles con un valor aproximado de 90 millones de euros.

La entidad ha encargado a la consultora Savills Aguirre Newman, empresa que declinó hacer comentarios sobre la transacción, la búsqueda de potenciales compradores.

Axa adquirió hace seis años una cartera de 13 inmuebles a la Generalitat por 172 millones entre los que se encuentran la sede del Departamento de Educación, en el número 202 de Vía Augusta, y de Agricultura, en el 612 de la Gran Vía de les Corts Catalanes. Se desconoce qué propiedades concretas pone a la venta ahora la aseguradora francesa, pero entre ellas estarán las oficinas de Justicia en Pau Clarís y entre todas las oficinas suman menos del 50% de la superficie adquirida a la Generalitat en 2013, según fuentes del mercado.

La adquisición de hace seis años se enmarcó dentro de un plan de la Generalitat entonces encabezada por Artur Mas (president por la desaparecida coalición CiU) en un momento en el que las finanzas catalanas pasaban graves apuros por la crisis y la incertidumbre de la deuda que azotaba Europa y a España en particular.

El Govern decidió en 2011 poner a la venta una treintena de inmuebles, por la que consiguió en tres años alrededor de 450 millones. Otra de las grandes operaciones la protagonizó la también aseguradora Zurich, que adquirió otros 13 edificios de oficinas por 201 millones en 2014.

Las fuentes consultadas indican que la planeada venta se produce porque se acaba el periodo de inversión de uno de los fondos con los que adquirió la cartera y lo desvinculan del posible riesgo político. Tradicionalmente este tipo de inmuebles de oficinas bien ubicados y alquilados a la Administración pública se consideran un negocio muy estable, por eso entran en esta actividad las aseguradoras, como Axa o Zurich, que pueden pagar más que los fondos oportunistas a cambio de una rentabilidad conservadora proveniente de los alquileres, normalmente a largo plazo.

Con esta venta se comprobará hasta qué punto la incertidumbre política en Cataluña afecta a los potenciales compradores, ya que se ha rebajado la tensión desde el referéndum del 1 de octubre de 2017.

Actividad de la aseguradora en España

Vivienda. Acciona cerró un acuerdo a finales de marzo para vender una promoción de pisos a la aseguradora Axa en la zona de Méndez Alvaro de Madrid.

Residencias. Junto al fondo CBRE GI adquirió en 2017 la mayor compañía de residencias de estudiantes en España, Resa, por alrededor de 400 millones.

Normas