La victoria del PSOE permite reeditar el pacto del Botànic en la Generalitat valenciana

Socialistas, Compromís y Podemos obtendrían de 51 diputados de un total de 99 en Les Cortes

Ximo Puig votó este domingo 28A en Morella (Castellón).
Ximo Puig votó este domingo 28A en Morella (Castellón).

La izquierda podría reeditar el pacto del Botànic al frente de la Generalitat valenciana sumando los diputados conseguidos este domingo por socialistas, Compromís y Unides Podem-EUPV, según los resultados escrutados al 99,28%. La suma de la izquierda llegaría a los 52 de los 99 escaños de Les Corts valencianas. La mayoría absoluta se cifra en 50 representantes.

Ximo Puig, actual presidente de la Generalitat y candidato del PSPV-PSOE, mejora sus resultados y obtiene 27 diputados, frente a los 23 obtenidos en 2015. Los otros dos miembros del Botànic, sin embargo, ceden ante el empuje de la derecha. Mónica Oltra, vicepresidenta del Ejecutivo regional y número uno de la candidatura de Compromís por Valencia alcanza los 17 representantes, cuando en 2015 consiguió 19. Por último, Podemos llega a los ocho (13 hace cuatro años).

Puig, además, consigue que los socialistas sean los más votados en las elecciones autonómicas en la comunidad, algo que no ocurría desde 1991, cuando Joan Lerma logró 45 representantes. Gana además en las tres provincias. Sube 3,6 puntos y se queda con el 23,87% de los votos.

El actor Toni Cantó, que deja su escaño en el Congreso para encabezar por primera vez a Ciudadanos en las elecciones autonómicas, lleva al partido de Albert Rivera hasta los 18 diputados, frente a los 13 de 2015. En el campo de la derecha la aparición de Vox también ha provocado un cataclismo. Su candidato, José María Llanos logra los 10 diputados y hunde al PP.

El caso de los populares, que presentaban por primera vez como candidata a Isabel Bonig, cae a los 19 desde los 31 de hace cuatro años, cuando la lista la encabezó Alberto Fabra, aunque se mantiene en cabeza del bloque de la derecha con el 18,9% de los votos, solo 1,45 puntos por delante de los naranjas.

Por bloques ideológicos, los tres partidos de la izquierda suman el 53,3% de los votos, y los tres de la derecha se quedan en el 46,7%.

La sangría del PP es especialmente elevada en estos comicios, el que fuera principal granero de votos de la formación junto a Madrid en las dos últimas décadas. De confirmarse estos resultados con un recuento más avanzado, se trataría del peor porcentaje obtenido por el partido desde 1987, cuando la entonces Alianza Popular liderada por una joven Rita Barberá conseguía 25 escaños.

Tras la pérdida de la Junta de Andalucía por parte de Susana Díaz después de 36 años de gobiernos del PSOE, la victoria de Puig refrenda al primero de los barones autonómicos socialistas que consiguieron alcanzar la presidencia autonómica en 2015, junto a Guillermo Férnández-Vara en Extremadura, Francina Armengol (Baleares), Emiliano García Page (Castilla-La Mancha) y Javier Lambán (Aragón). Todos ellos deberán pasar por el escrutinio de las urnas el próximo 26 de mayo. El asturiano Javier Fernández, en este caso no repite.

La participación, igual que en el caso de las elecciones generales, ha sido muy elevada. La cifra alcanzó el 73,8% del censo, seis puntos más que en 2015, según los datos de la Generalitat valenciana. Es, junto a las autonómicas de 1987 y 1995, la convocatoria que más votantes han atraido. La decisión de Puig de hacerlas coincidir por primera vez con la convocatoria de las legislativas en España ha conseguido arrastrar a más ciudadanos y, en su caso, verse favorecido por el voto progresista que ha atraído el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

Por provincias, en Valencia, en esta ocasión los socialistas se apuntan 10 diputados, seguidos de Compromís (9), populares (7), Ciudadanos (7), Vox (4) y Podemos (3). En los anteriores comicios PP se impuso con 12 escaños, seguidos de la coalición de Oltra (10), PSPV (8), Ciudadanos (5) y Podemos (5).

En Alicante, territorio que suele ser potente para los socialistas, la candidatura de Puig logra 10 escaños, PP (7), Ciudadanos (7), Vox (4), Compromís (4) y Podemos (3). En 2015 el orden fue PP (11) y PSPV (9).

Por último, en Castellón el orden es de PSPV (7), PP (5), Ciudadanos (4), Compromís (3), Vox (2) y Podemos (2). En la anterior cita autonómica, el PP obtuvo ocho, la candidatura de Puig, que vota en la ciudad castellonense de Morella y de la que fue alcalde entre 1995 y 2012, consiguió seis, seguidos de Compromís (4), Ciudadanos (3) y Podemos (3).

Normas