Máquinas 'vending' con verificación de edad para evitar que menores compren alcohol

Máquinas 'vending' con verificación de edad para evitar que menores compren alcohol

Funciona mediante una app de móvil.

Las máquinas de vending nos salvan de más de un apuro, cuando por ejemplo, en horas intempestivas se nos antoja un café, una chocolatina o una bolsa de patatas. Basta con meter una moneda y quedaremos saciados. Aunque a veces, seguro que a más de uno se le ha ocurrido que no estaría mal que también se vendieran bebidas alcohólicas como cerveza. Pero claro, esto tendría el inconveniente de que los menores podrían acceder a ellas con tan solo una moneda.

Una máquina vending que verifica nuestra edad

Eso puede que cambie en un futuro cercano. Civic Network, una empresa con sede en San Francisco, ha ideado una solución que promete dejar contentas a todas las partes, ya que podría permitir la posibilidad de vender productos con restricciones de edad, en el que sería uno de los mayores avances de las máquinas vending.

Para acceder a los productos de la máquina hay que utilizar la aplicación móvil de la empresa, basada en la criptomoneda CVC de Civic, que combina el uso de una moneda con un sistema de identificación personal, que servirá al sistema para conocer la edad del dueño e impedirle comprar una lata de cerveza si lo intenta.

La idea es simple. El usuario descarga la aplicación y pasa por un proceso de verificación en el que se comprueba la edad usando documentos emitidos por el gobierno y una foto para la comparación. Tras ello, pueden financiar su cuenta con saldo y acceder a la máquina vending en cuestión, escaneando el código QR que tiene el sistema para demostrar la mayoría de edad y poder proporcionar el pago. Un proceso que apenas lleva un par de segundos.

Este tipo de máquinas tendrían una gran ventaja, especialmente a la hora de evitar que menores consuman alcohol. Los comerciantes se evitarían el problema de sentir complaciencia ante menores que quieren comprar bebidas como cerveza. Adquiriendo estas máquinas, se quitarían esta responsabilidad, ya que todo depende de un programa informático ajeno, y solo tendrían que estar pendientes de rellenar el género.

Se trata de una idea que, por ahora, se está mostrando en exposiciones y ferias, recibiendo una buena acogida entre el público. Con suerte, pretenden comercializarla próximamente. ¿Veremos pronto este tipo de máquinas vending por aquí?

Normas