Distribución

Dia y Telepizza caen en Bolsa por el no de KKR y Fridman a subir sus opas

Las acciones de Telepizza recuperan el precio de la opa. El mercado empieza a cotizar que la opa de Dia fracase

Dia Telepizza pulsa en la foto

Habitualmente una opa es el momento idóneo para que grandes hedge funds y fondos oportunistas entren en el capital de la empresa opada para forzar al comprador a pagar más y más. El objetivo es llevar a la acción a una escalada que garantice a estos inversores sustanciosas plusvalías. No ha sido así esta vez.

Cuando el pasado 21 de diciembre KKR anunció su opa por Telepizza, la acción de la cadena se disparó un 22% y rápidamente superó los 6 euros por acción que ofrece el fondo de capital riesgo. En cuanto a Dia, sus títulos subieron un 63% tras confirmar Letterone, el brazo inversor controlado por el magnate ruso Mijail Fridman, su oferta. En los tres meses posteriores, los títulos de la cadena de supermercados rondaron en torno a los 0,6 euros por unidad que paga este inversor. En ambos casos, el mercado especulaba con que los compradores mejorasen la puja y les forzaban a rascarse el bolsillo si querían quedarse con las empresas.

No obstante, no han conseguido torcer el brazo de ambos fondos. Ayer fue el último día para que, de acuerdo al plazo legal establecido por la normativa de opas, tanto KKR como Letterone subiesen sus ofertas. También terminó el periodo para que apareciese una posible puja competidora.

Esto se tradujo en ambos casos en caídas en Bolsa. Las acciones de Telepizza se dejaron ayer un 2,12% y encadenan una caída del 3,85% en las últimas tres jornadas. Volvieron ayer a los 6 euros por acción –el precio que paga KKR– por primera vez desde enero.

Esto se produce después de que el fondo de capital riesgo ya se garantizase el control del 50% de las acciones de la compañía, según publicó CincoDías. No obstante, este umbral aún no es suficiente. La opa está condicionada a que sea aceptada por el 75% del capital.

Según el comunicado remitido por el fondo y como adelantó este periódico, KKR se plantea renunciar a este umbral mínimo al día siguiente de culminar el plazo de aceptación. Así pues, el porcentaje del capital que ya controla le será suficiente para culminar la opa con éxito. Y previsiblemente conseguirá torcer el brazo de un grupo de fondos rebeldes, capitaneados por Bestinver y Perpetual, que se habían hecho fuertes en el capital exigiendo una mejora.

El caso de Dia es diferente. Sus títulos cayeron un 3,43% hasta los 0,57 euros, un 17% por debajo del precio de la opa. Fridman utilizó un artículo desconocido de la ley de opas para lanzar su oferta por debajo del precio más alto pagado en los últimos 12 meses. Este exige, sin embargo, que la oferta sea aceptada por el 50% del free float.

El mercado empieza a vislumbrar que la opa tiene visos de fracasar. Más después de que la semana pasada Fridman admitiese que la aceptaciónestaba en el 3,3% la semana pasada y se viese forzado a alargar el plazo de aceptación hasta el martes. Algo que dejaría a la cadena de supermercados al borde del concurso de acreedores.

Normas