El S&P y el Nasdaq cierran en máximos históricos impulsados por la campaña de resultados

El Ibex queda a la cola de Europa por el castigo a la banca y rompe la racha de subidas

Operadores de divisas en Seúl.
Operadores de divisas en Seúl. AP

Wall Street revalidó ayer sus máximos. El S&P 500 tocó por primera vez los 2.933 puntos, tras anotarse un 0,88%, y el Nasdaq alcanzó los 8.120 puntos, después de sumar un 1,3%.

La situación en España no fue tan positiva. El Ibex rompió hoy una racha de seis subidas consecutivas, que le habían llevado a tener a tiro de piedra los 9.600 puntos. Hoy corrigió el 0,57% y aunque se mantuvo al filo de los 9.500 puntos (en los 9.527,2 puntos), se desmarcó de las alzas del resto de Bolsas de Europa, con las entidades financieras españolas como las más castigadas.

En su regreso tras el paréntesis de la Semana Santa, dos factores han pesado especialmente sobre la Bolsa española: las declaraciones del miembro del BCE, Benoit Coeuré, en las que enfrió la expectativa de que la institución tome medidas con prontitud para mitigar el efecto de los tipos negativos, y un informe de Citi desfavorable para la banca nacional, en la que ve más riesgos que oportunidades.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.247,90 -0,39%
EUROSTOXX 50 3.493,46 -0,23%
DOW JONES 27.189,84 -0,11%
USD x EUR 0,8910 0,011%
Petroleo Brent 62,600 -1,665%

Benoit Coeuré, representante francés en el directorio del Banco Central Europeo (BCE) y considerado la mano derecha de Mario Draghi, declaró en una entrevista con el diario alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’, que no cree que existan en la actualidad argumentos para eximir de la penalización del 0,4% a parte del exceso de liquidez de los bancos.

“En la coyuntura actual, no veo argumentos de política monetaria para el escalonamiento”, señaló en referencia a una aplicación gradual de la facilidad de depósito, ahora en el -0,4%, como hacen el Banco de Japón y el de Suiza. Aun así, también manifestó que la institución seguirá de cerca los acontecimientos. Enfrió en cualquier caso la elevada expectativa que tiene la banca europea en que el BCE alivie de alguna manera los tipos negativos y el sector financiero europeo fue de hecho el más bajista, con un descenso del 1%. Las bajas expectativas hacia la campaña de presentación de resultados de los bancos también se sumaron al retroceso. 

La banca española, muy dependiente de las señales del BCE por su elevada cartera hipotecaria, sufrió además un varapalo añadido a causa de la publicación de un informe de Citi, en el que afirma que ve más riesgos que oportunidades en las entidades financieras de España. A las puertas de las elecciones generales del domingo uno de los riesgos que cita el banco estadounidense es el político, que para Citi resulta clave para el crecimiento económico, y otro son las pérdidas potenciales que puede ocasionar una sentencia adversa del Tribunal Europeo sobre el uso del índice IRPH, que Citi calcula en 17.000 millones de euros. En definitiva, Caixabank y Bankinter figuran entre los bancos más castigados de Europa, con descensos del 2,94% y el 2,8%% respectivamente. El peor valor selectivo español ha sido Ence, con una pérdida del 4,96%

En paralelo, el precio del petróleo modera sus alzas y cotiza alrededor de los 74,6 dólares por barril. Hasta ahora, el precio del oro negro se ha visto impulsado por la decisión de Estados Unidos de terminar con las exenciones al embargo sobre Irán que permitían a varios países, entre los que se incluía China, importar en torno a un millón de barriles diarios. El compromiso de Arabia Saudí de "equilibrar el mercado" y los planes de Angola, el segundo mayor productor de petróleo de África, de construir nuevas refinerías han terminado por moderar finalmente la escalada del crudo.

El alza de ayer del petróleo se encontró con las Bolsas europeas cerradas, que hoy sí han reaccionado a su ascenso. El encarecimiento del crudo ha provocado una caída del 3,63% en IAG y una subida del 0,8% en Repsol. El índice sectorial europeo de petróleo y gas y se ha anotado el mayor avance, del 2,26%.

Por otro lado, las Bolsas también han cedido posiciones ante el resurgir de un viejo temor: la guerra comercial. La respuesta china al embargo petrolífero sobre Irán no se ha hecho esperar, en un momento en el que las negociaciones para evitar la guerra comercial entre las dos principales economías del mundo siguen en el aire. "China exige a Estados Unidos que respete sus intereses y preocupaciones y que se abstenga de llevar a cabo acciones que sean perjudiciales para los derechos legítimos de China y de las empresas chinas", ha afirmado hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang durante su rueda de prensa diaria. El portavoz ha defendido que estos intercambios con Teherán son "legítimos, razonables y deberían ser respetados y protegidos".

La noticia no ha ayudado a mejorar los ánimos del mercado. En todo caso, los mercados asiáticos han permanecido con poca actividad por la festividad en Japón, que celebra el ascenso al trono imperial del príncipe Naruhito. China ha vuelto a caer una vez que los inversores prevén que el Gobierno rebaje el ritmo de los estímulos.

El foco, de todos modos, está en los resultados. 140 empresas del S&P 500 publican cuentas esta semana, incluyendo Coca Cola, Procter & Gamble, Twitter, Facebook o Microsoft. En España la temporada arranca con Bankinter y Banco Sabadell, los dos esta semana antes de que el lunes rindan cuentas BBVA y Bankia. Las elecciones del domingo, mientras, pasan sin pena ni gloria por las mesas de los operadores. El bono, más pendiente del BCE escala 2,4 puntos básicos hasta una rentabilidad del 1,095%, cuando el bund alemán sube lo mismo pero hasta un 0,049%. El bono estadounidense baja medio punto básico y se sitúa en un 2,583%.

Dentro del Ibex, Iberdrola cotiza ligeramente en positivo tras recibir una mejora en el precio objetivo por parte de los analistas de Deutsche Bank. "Incluso después de una revalorización de un 20% en los seis últimos meses, Iberdrola sigue cotizando por debajo de lo que debería", opina James brand, experto de Deutsche.

En el mercado de divisas, el dólar ha ganado hoy terreno ante la expectativa de un buen dato de PIB estadounidense del primer trimestre, que se conocerá este viernes. El euro ha cedido el 0,5% frente al dólar y ha llegado a perder los 1,12 dólares.

Normas