Banca

Bankia y Crédit Agricole inaugurarán en julio su firma de crédito al consumo

Contará con una plantilla de 100 empleados a finales de año, mientras que los dos bancos estudian ampliar la actividad de la nueva sociedad y crear una híbrida para poder emitir tarjetas de pago

José Sevilla, consejero delegado de Bankia
José Sevilla, consejero delegado de Bankia

Bankia y Crédit Agricole ultiman la puesta en marcha de su nueva joint venture de crédito al consumo, en la que la primera cuenta con el 49% y el grupo francés con el 51%.

El objetivo es que esta sociedad, cuya marca no ha trascendido, comience a operar en julio, una vez que ya se ha concluido la composición del equipo directivo. Pierre Adam, director de participadas de Crédit Agricole Consumer Finance, será el consejero delegado. Su sede social estará en Manoteras (Madrid). La firma estará especializada en el desarrollo de la financiación al consumo en el punto de venta. De esta forma, la actividad se va a centrar en alcanzar acuerdos de distribución con concesionarios y marcas de automóviles y electrodomésticos, tanto a través de canales físicos como digitales.

Fuentes financieras aseguran que hay un gran interés por parte de las oficinas de Bankia y de distribuidoras en llegar a acuerdos y en comenzar la comercialización de sus productos de consumo.

Bankia y Crédit Agricole tienen ya un abanico de productos diseñados que abarcan desde el crédito personal a financiación al consumo, leasing y renting de bienes de consumo, créditos revolving (pago aplazado) o tarjetas de fidelización.

El arranque de la sociedad se llevará a cabo bajo el paraguas de una entidad financiera de crédito, pero se baraja la alternativa, de ampliar su actividad para poder también emitir tarjetas de crédito, y no dependen de otras firmas para ello. Para poder desarrollar esta parte del negocio los dos socios deberán crear una entidad financiera híbrida, que les permita emitir tarjetas.

De momento, la nueva sociedad cuenta con una plantilla de 40 empleados, aunque el objetivo es alcanzar los 100 trabajadores para finales de año, cuando la firma se espera que esté ya funcionando a pleno rendimiento. Se da la circunstancia de que los perfiles del personal que ha reclamado esta sociedad de crédito al consumo son muy tecnológicos, la gran apuesta de la nueva firma. De esta forma, habrá equipos combinados, con una gran actividad de trabajo en equipo para poder atender las necesidades de los clientes desde todos los ángulos.

Bankia pretende reforzar su posicionamiento en crédito al consumo, uno de sus puntos fuertes dentro de su plan estratégico actual, y segmento de negocio en el que ya el pasado año ganó cuota de mercado. Solo en el primer trimestre concedió 607 millones de euros para crédito al consumo, un 26% más que un año antes, según datos de la entidad.

En crédito hipotecario, Bankia concedió 733 millones de euros para la adquisición de vivienda, un 12,2% sobre los 653 millones del primer trimestre de 2018. En estos tres primeros meses del año se cerraron 105.266 operaciones de nueva financiación para bienes de consumo, un 44% más que hasta marzo del año pasado, y 6.407 operaciones hipotecarias, un 6,5% más.

El Banco de España y el BCE vigilan muy de cerca el elevado crecimiento del crédito al consumo en el sector, según explican ambos supervisores.

Normas
Entra en El País para participar