Concesiones

Sacyr vende 250 millones en bonos para refinanciar un hospital en Chile

La firma pagará entre el 1,95% y el 2,10% anual por la deuda

Junta de accionistas de Sacyr de 2018, con su presidente Manuel Manrique (primer plano en el centro).
Junta de accionistas de Sacyr de 2018, con su presidente Manuel Manrique (primer plano en el centro).

La concesionaria Salud Siglo XXI, en la que Sacyr Participa con un 70% y Dominion, antigua filial de Cie Automotive, con el 30% restante, comercializará bonos con vencimientos en 2027 y 2030. Será por un máximo de 6,674 millones de unidades de fomento chilenas –índice que evoluciona de acuerdo a la inflación del mes pasado y que equivale ahora a unos 37 euros–, de manera que el importe de la colocación será en el mejor de los casos de unos 250 millones de euros, según un folleto de emisión aprobado por la Comisión para el Mercado Financiero de Chile.

La sociedad que emite los bonos ha construido el Hospital de Antofagasta (de la región chilena de nombre homónimo), inaugurado en octubre de 2017, y se ocupará del mantenimiento y la explotación de los servicios no sanitarios, así como de la provisión del equipamiento médico. El vencimiento de la concesión concluirá en 2033.

SACYR 2,10 0,96%

Sacyr y Dominion pagarán un 1,95% por la deuda que vence el 30 de abril de 2030, que tiene preferencia de recuperación en caso de que se revoque la concesión, y el 2,10% por la que expira en el mismo mes de 2027. Los bonos con mayor duración supondrán el grueso de la emisión, por unos 200 millones de euros como máximo, mientras que los 50 millones de euros restantes corresponden a los que vencen tres años antes.

La deuda bruta a cierre del año pasado de esta filial de Sacyr sumaba unos 248 millones de dólares (alrededor de 220 millones de euros), de los que más de 132 deben ser devueltos a partir de 2023. La firma explica que empleará los fondos obtenidos para amortizar un crédito sindicado concedido por Itaú Corpbanca, Banco Santander Chile, Banco de Crédito e Inversiones y Banco Consorcio, que ha utilizado para la construcción del hospital. Precisamente, las dos primeras entidades serán las colocadoras de los bonos. Estos, a diferencia de lo que ocurre habitualmente, no se amortizarán en un único desembolso al vencimiento (esta fórmula se denomina bullet, en la jerga), sino que el principal se irá abonando conforme transcurre la vida del bono. Los intereses se pagarán anualmente.

El área que más aporta al ebitda

Concesiones. El beneficio bruto de explotación (ebitda) de esta área de Sacyr sumó 272 millones el año pasado, un 17,2% más que en 2017. En cuanto a ebitda, este negocio fue el que más aportó al grupo, seguido del de ingeniería e infraestructura, que aportó 168,4 millones de euros. El ebitda total de la compañía alcanzó los 543,3 millones en 2018.

La deuda carece de rating, si bien el documento destaca que “la fuente de pago de los bonos provendrá de los subsidios pagados de forma directa por el estado de Chile sobre la base legal a la relación legal que implica el contrato de concesión”. “Lo anterior, en conjunto con la estructura financiera establecida, aísla el riesgo de pago de la concesionaria y lo limita al riesgo del estado chileno”, agrega.

Normas