Mercados

El oro, listo para reanudar las subidas tras marcar mínimos anuales

La menor fortaleza del dólar favorece su avance, frente a la caída de 2018. Julius Baer prevé que se revalorice a 1.400 dólares en un año

El oro, listo para reanudar las subidas tras marcar mínimos anuales
Reuters

El oro parece haber recuperado este año su condición de activo refugio. En 2018 no sirvió como resguardo para los inversores ante las pérdidas indiscriminadas de la Bolsa y los bonos y se dejó el 1,56% de su valor. Pero en 2019, la menor fortaleza del dólar y la relajación en los mensajes de los bancos centrales están jugando a su favor, aunque su precio se haya debilitado en las últimas sesiones.

Esta semana el oro marcó mínimos anuales por debajo de los 1.280 dólares por onza, aunque ha llegado a marcar un máximo anual en los 1.340 dólares, en el mes de febrero, cuando acumuló un avance cercano al 10% en poco más de mes y medio. En la sesión del viernes, tras intentar un nuevo ascenso, marcó un nuevo mínimo anual en los 1.273 dólares, si bien los expertos apuntan a nuevos avances.

De hecho, el oro se está abriendo paso en la asignación de activos de las gestoras este año y firmas como Julius Baer prevén que se asiente en los 1.325 dólares en un plazo de tres meses y sobre los 1.400 dólares en el horizonte de un año. La firma suiza augura que el dólar va a perder fortaleza, a la vista de que la Reserva Federal no tiene intención de elevar los tipos este año y de que el mercado incluso especula con una rebaja del precio del dinero el próximo año. Y cuanto más barato esté el dólar, más se apreciará el oro.

“El oro (y muchas otras materias primas) está denominado en dólares, lo que genera una tendencia natural a que su precio aumente cuando cae el valor del billete verde”, apuntan desde WisdomTree. Así, la apreciación del dólar el pasado año impidió el encarecimiento del oro, pese a las turbulencias del mercado. Desde los mínimos de 2018 marcados en agosto, el oro se ha revalorizado el 8,5% y en lo que va de año, conserva un alza del 4,5%.

El debilitamiento económico global, que también llega al dólar y a la política de la Fed, ha contribuido al impulso del oro, que se ha frenado esta semana ante el positivo dato de crecimiento en China.

Normas