PharmaMar recupera la confianza del mercado

La biofarmacéutica acumula un alza cercana al 70% este año apoyada en una importante mejora de la contratación y los avances de sus fármacos en estudio

PharmaMar pulsa en la foto

Giro de 160 grados en la cotización de PharmaMar. La compañía ha sido capaz de recuperar con creces en lo que va de año todo lo que perdió en 2018, el 56%. La biofarmacéutica, como así se define, se ha convertido en uno de los valores estrellas de la Bolsa española en 2019 con una revalorización acumulada cercana al 70%.

En medio de estos balances extremos de la cotización se han cruzado noticias positivas y negativas, y también algunas especulaciones. El 16 de octubre de 2018 la entidad envió un comunicado a la CNMV argumentando “no tener conocimiento de una razón fundamental ni noticias sobre la compañía que pudieran justificar esta caída”. Las acciones perdieron en ese mes cerca del 30% situando el precio por debajo del euro y en el nivel más bajo de su historia bursátil. Desde entonces ha recuperado el 100%.

La entidad considera que en 2018 “la acción se vio penalizada por la noticia en relación al ensayo Corail [para cáncer de ovario resistente que arrojó resultados negativos] y por el mal comportamiento del sector biotecnológico en general, y sobre todo en EEUU, donde los índices sectoriales registraron durante el último trimestre la mayor caída en los últimos 16 años”. En 2019, sin embargo, es un sector al alza. El índice que aglutina en Europa a biotecnológicas y farmacéuticas sube más del 4%, mientras que en el S&P estas empresas ganan una media del 10% y 23%, respectivamente.

Lo que ocurre con PharmaMar en Bolsa es un claro ejemplo de los hándicap que tienen los valores pequeños. Con unos 400 millones de capitalización y poca liquidez, el precio sufre fuertes oscilaciones con importes reducidos de compra o venta. No obstante, uno de los factores que da fortaleza a la subida actual es el volumen de contratación; en lo que va de año se han movido en el mercado 86,58 millones de acciones un 40% de todo lo que se contrató en 2018. Pero como sucede con el común de los pequeños valores, muy pocos analistas siguen la compañía.

Según recoge Bloomberg, solo seis firmas cubren actualmente el valor y los precios objetivos se mueven en una banda muy amplia: los 3,60 euros que calcula RX Securities y los 1,60 de Stifel. BBVA, la firma más destacada, tiene recomendación de infraponderar.

La mejora de la evolución en Bolsa se explica en la de sus cuentas financieras y en los avances de algunos de sus fármacos en estudio. PharmaMar ha reducido las pérdidas de los 26,7 millones de euros que registró en 2017 a los 5,5 millones de 2018, mientras que los ingresos han mejorado un 2,3%, hasta 162 millones.

En cuanto a la marcha de cartera de medicamentos, este mismo año se ha conocido que a través de su filial Genómica, especializada en el diagnóstico molecular, ha llegado a un acuerdo con HuaSin Sciencie para introducir en China su tecnología para la detención precoz del virus del papiloma humano (VPH), que ya comercializa en otros 37 países y en España lo utilizan 60 hospitales. También ha publicado resultados positivos en su ensayo clínico para tratar la enfermedad del ojo seco. Además, ha descubierto una molécula de origen marino contra varios tipos de cáncer y ha recibido por parte de la Agencia Europea del medicamento (EMA) la asignación de medicamento huérfano a Zepsyre, indicado para el tratamiento de cáncer de pulmón microcítico.

“2019 puede ser un año muy importante para PharmaMar dados los resultados esperados en nuestros ensayos de oncología con Zepsyre”, reza el informe anual de la biofarmacéutica.Este medicamento, que se encuentra en fase de estudio con pacientes, seguirá en el foco de los inversores, ya que se espera que en el segundo semestre haya datos de supervivencia.

En los últimos días de 2018, PharmaMar recibió el visto bueno de la agencia regulatoria de Australia (TGA) para comercializar Aplidin para el tratamiento del mieloma múltiple (un cáncer de médula ósea). La entidad reconoce que el mercado es muy competitivo y que sus resultados pueden verse afectados “por el lanzamiento de productos novedosos o innovadores, avances técnicos y tecnológicos o el lanzamiento de genéricos por parte de la competencia”. De hecho, uno de los riesgos importantes para la compañía es el de la propiedad industrial. “Una eficaz protección de la misma es crítica a la hora de asegurar un retorno favorable de la inversión en I+D”, señala la compañía en su memoria.

La estrategia de una ‘small cap’

Oncología. PharmaMar ha centrado su negocio en la actividad oncológica desde que en 2015 absorbiera Zeltia. La compañía pretende descubrir nuevas moléculas antitumorales de origen marino y desarrollarlas hasta convertirlas en un fármaco eficaz.

Ventajas. La empresa destaca que sus principales fortalezas son la disponibilidad de una plataforma tecnológica única e integrada a partir de organismos marinos; una infraestructura comercial centrada en la oncología ya establecida en Europa y la consecución de ingresos en la actividad contra el cáncer.

Yondelis. Fue el primer fármaco desarrollado por PharmaMar y puesto en el mercado; hasta ahora genera los ingresos en oncología (74,18 millones en ventas en 2018). Su desarrollo movió a lo largo de los años la cotización del valor, a veces con grandes oscilaciones. Fue aprobado en Europa en 2009 y en Estados Unidos en 2015, tras un primer rechazo.

Nasdaq. PharmaMar cotizó en el Ibex 35 cuando era Zeltia. Su salida del selectivo se produjo en 2005. Ahora es uno de los componentes del Ibex Small Cap y entre sus objetivos está salir a cotizar al Nasdaq.

Normas