Davide Dattoli: “Creamos un mundo físico para personas digitales”

Su principal reto es conectar España con el resto de Europa

Talent Garden

Nació en Brescia (Italia), y pronto advirtió que para desarrollar un ecosistema empresarial en una ciudad pequeña, era necesario crear un lugar físico en el que reunir a todo el mundo que trabajara en tecnología para acelerar la innovación. “En Silicon Valley, cuando entras en un bar, todo el mundo está hablando de ello, pero en España e Italia no es así”, explica el fundador y director ejecutivo del coworking para tecnólogos Talent Garden, Davide Dattoli (1990). La compañía abrirá a mediados de año en Madrid su mayor campus hasta la fecha, que se une al que inauguraron en Barcelona hace tres años y contará con un módulo formativo, cuyo objetivo es eliminar las barreras entre el mundo empresarial y el académico.

¿Por qué han decidido apostar por España?

Porque pensamos que aquí hay un buen ecosistema, hay mucha gente con talento, pero tienen que desarrollarlo y conectarse con el resto de Europa. Queremos crear una conexión entre los locales que trabajan en tecnología y el resto para que expandan sus negocios a través de Europa. El mercado español necesita este tipo de programas porque hay mucha gente brillante trabajando individualmente. En los últimos años, el ecosistema español de startups está creciendo muy rápido, pero siempre que se expanden lo hacen en Sudamérica y creo que esta es una oportunidad para que lo hagan también en Europa.

¿Por qué cree que es importante esta conexión?

Cuando juntas a freelance, grandes corporaciones y startups en el mismo ecosistema, estás estimulando también la aparición de nuevas empresas y ayudando a las que ya existen a desarrollarse. Todos los agentes se necesitan entre ellos para innovar en un mercado que va tan rápido. El problema es que puede que el director ejecutivo lo entienda, pero para el resto del equipo es más difícil. Lo que estamos intentando es un cambio cultural, que los empleados comprendan la complejidad de todo esto para implementarlo internamente. No es una cuestión de tecnología sino de cultura; aquí estamos creando esa comunidad y la ponemos en contacto con el exterior.

¿Cómo llevan esto a la práctica?

Para empezar, todos nuestros miembros tienen la oportunidad de usar el 20% del tiempo los demás campus de Europa. Cuando te suscribes a Talent Garden Madrid ya eres miembro de toda la familia europea. También tenemos una plataforma digital que en la que la gente pone a qué se dedica y sus aficiones, y después, el sistema sugiere desde “Hay un desarrollador web que podría ayudarte en Dublín” o “En tu campus hay cinco personas que también son runners, ¿por qué no sales con ellos?”. No somos solo un lugar de reunión, sino un punto donde sabes que puedes conectar con otras personas. No hay mejor manera que cambiar la mentalidad de la gente que metiéndola en un espacio físico conjunto. Crecemos porque alguien nos enseñó algo, pero sobre todo porque conocemos a otras personas.

Hasta en un mundo digital, la conexión física es importante.

Completamente, estamos constantemente en contacto, a través de aplicaciones como Skype, WhatsApp, Facebook, o la que toque, pero las mejores ideas se nos siguen ocurriendo enfrente de un café o tomando pizza juntos. Nuestra filosofía es crear un mundo físico para los seres humanos digitales. También tenemos la figura del community manager, que es una persona encargada de conectar físicamente, de atender las necesidades de cada uno y sugerir otros con los que entablar relación.

¿Cuáles son sus planes en España?

Abrir en Madrid es solo nuestro primer paso, nuestro plan es expandirnos por todo el país, abrir nuevos campus en Barcelona, en Valencia, estamos barajando Bilbao,... porque realmente pensamos que el talento en España está muy repartido. Creo hay ecosistemas muy buenos en Madrid y en Barcelona, pero el talento está en todas partes, y como Talent Garden, queremos estar donde estén ellos, darles poder en sus propias ciudades y conectarlos con el resto de España y con Europa.

¿Cuál es la particularidad del ecosistema español?

En el español hay bastante más financiación que en el italiano. Además, las startups de aquí están creciendo más rápido, ya que aunque piensan mucho en el mercado local, también ponen el foco enseguida en Sudamérica, en Italia se centran en los usuarios nacionales. Muchos países tienen el problema de pensar que son suficientemente grandes para ser un mercado, pero no lo suficiente para crear una compañía global. El único sitio de Europa donde se puede ver algo diferente es en los países los nórdicos porque como son más pequeños, tienen que pensar de internacionalmente desde el principio, gracias a eso han desarrollado marcas como Spotify o Skype.

Normas