La extensión del plazo de la opa paraliza las operaciones de venta abiertas en Dia

Dilata el traspaso de las cerca de 300 tiendas vinculadas al ERE

La extensión del plazo de la opa paraliza las operaciones de venta abiertas en Dia

La extensión una semana del plazo de aceptación de la opa que Letterone ha lanzado sobre Dia, como confirmó el fondo el pasado miércoles llevando la fecha límite al 30 de abril, pone un poco más de incertidumbre al futuro más inmediato de la empresa.

La ínfima aceptación del 3,3% del capital que la oferta, de 0,67 euros por acción, había recibido hasta el 16 de abril, cuando Fridman necesita el 35,5% para que triunfe, no solo supone retrasar la inyección de capital que Dia necesita para salir de la causa de disolución. Esta está comprometida por Letterone por 500 millones, pero solo cuando la opa se decante a su favor.

También supone dilatar las distintas operaciones corporativas que el grupo de supermercados tiene en marcha desde hace semanas, las cuales ya llevan días en periodo de espera ante lo que parecía una inmediata toma de control mayoritaria por parte del primer accionista del grupo. Algunas de ellas, además, tienen también relevancia para el patrimonio de la compañía.

Por ejemplo, el proceso de traspaso de tiendas acordado en el ERE firmado a finales de marzo. Este afectó a un total de 1.604 trabajadores, cifra susceptible de reducirse si el grupo conseguía traspasar 258 tiendas de la red de Dia Maxi y Dia Market que el grupo tiene identificadas como no rentables. El compromiso fue el de venta, y no el cierre total como se había sopesado en un inicio.

Un proceso complejo, además, por el compromiso con los sindicatos de que las plantillas de estas tiendas se mantuviese cuando se traspasasen a una nueva propiedad. Sin embargo esta operación, que Dia confió a PWC para la búsqueda de compradores, despertó interés desde el inicio y por parte de casi todos sus rivales del sector. Empresas como Lidl, Carrefour o AhorraMás han mostrado su intención por hacerse con alguno de estos locales. Solo Mercadona no ha hecho ningún tipo de acercamiento de entre los grandes operadores de la distribución alimentaria, según fuentes conocedoras de la negociación.

El proceso, bien encaminado, se ha topado con la incertidumbre sobre la propiedad de la compañía, explican esas fuentes. Aunque los sindicatos confiaban en que estuviese resuelto antes de que terminara este mes, Dia todavía no ha entregado a las compañías interesadas el llamado data room, es decir, la documentación con los detalles de los locales que plantea traspasar.
Hay que recordar que Dia apenas tiene tiendas operando inmuebles de su propiedad, por lo que la recaudación que obtenga por este proceso no será significativa, aunque servirá para aliviar en cierto mdo la presión financiera que se cierne sobre la compañía. Se trata de establecimientos Dia Market, de pequeño tamaño, que pueden encajar en la estrategia de proximidad de Carrefour, y Dia Maxi, que pueden alcanzar los 1.000 metros cuadrados, y se adaptan al modelo diseñado por Lidl.

Otra operación importante que Dia tiene entre manos, y cuya relevancia financiera es mayor, es la venta de su cadena de droguerías Clarel y de su cash & carry Max Descuento. Pese a que la banca, en el acuerdo de financiación que firmó con el consejo de Dia justo antes de la junta de accionistas, le daba hasta 2021 para destinar al menos 100 millones de euros de esta venta a la amortización de deuda, la intención de la empresa era cerrar la venta antes de este verano, ante el interés de varios grupos industriales y fondos.

Pero, de nuevo, el resultado de la opa dilata los plazos. Esta operación, además, es objeto de negociación en las conversaciones que mantienen Letterone y la bacna acreedora para resolver la refinanciación de Dia. Los primeros no quieren destinar a la amortización de la deuda ni un solo euro, mientras que la banca pedía esos 100 millones.

Mañana, superreunión con analistas y fondos

En Londres. Goldman Sachs, asesor financiero de Letterone en la toma de control de Dia, ha convocado mañana en su sede de Londres a todos los expertos interesados en la opa lanzada sobre la compañía de supercados, como adelantó CincoDías el pasado jueves. Será a una reunión que girará sobre tes ejes: el nuevo periodo de aceptación de la propuesta, su probabilidad de éxito y la evolución de las negociaciones con los bancos. La conferencia se retransmitirá en directo en las oficinas de Goldman en Madrid. Las negociaciones con los bancos giran ahora sobre la petición extra de liquidez que realizó Letterone el pasado miércoles, reclamando hasta 380 millones en líneas de pago a proveedores. El punto de fricción está en quién debe aportar esos fondos, después de que la banca haya aceptado retrasar todos los vencimientos de deuda hasta 2023, como pedía el fondo liderado por Mijail Fridman.

Normas