Boissezon: “Un inversor agresivo no debería tener ahora más de un 40% de Bolsa”

El gigante francés recomienda a sus clientes tomar posiciones en oro

Charles de Boissezon, estratega sénior de Société Générale.
Charles de Boissezon, estratega sénior de Société Générale.

Charles de Boissezon (Marsella, 1975) lleva tres semanas frenéticas. El estratega jefe de Société Générale se ha reunido con clientes e inversores institucionales de todo el mundo para explicarles las conclusiones principales de su último monográfico titulado: Kit de Supervivencia para Recesiones. Desde el gigante financiero francés consideran que en 2020 se producirá un retroceso en la economía de Estados Unidos, iniciado por una caída en los beneficios y márgenes de las empresas. La firma ha analizado en profundidad qué sectores funcionan mejor en estas fases de final del ciclo económico.

¿Qué puede hacer un inversor para protegerse de una posible recesión?

Hay comportamientos sectoriales muy característicos de estos momentos del ciclo. En Europa, hemos comprobado que la valoración actual implica que solo se está dando una probabilidad de un 33% a que se produzca una recesión. Pensamos que va a haber revisiones a la baja de las previsiones de beneficios y mala evolución del precio de las acciones.

¿Qué sectores se pueden comportar mejor en este entorno?

Puede funcionar el de productos básicos de consumo, como los fabricantes de productos para el hogar. También las cadenas de supermercados y los fabricantes de alimentos, bebidas y tabaco. Estas industrias suelen proteger más las carteras de inversiones. El único problema es que son sectores muy sensibles a la evolución de los bonos. Si suben los tipos de los bonos, estos sectores suelen ir peor. Pero no creo que los bonos vayan a subir mucho.

¿Algún otro sector?

El farmacéutico, que ofrece unos dividendos muy atractivos. Además, nos gustan las compañías petroleras y de gas. Tienen dividendos altos y una generación de caja buena… Con los precios actuales del petróleo, ese flujo libre de caja cubre sus inversiones orgánicas en capital.

¿En qué países están recomendando invertir?

Vemos que hay un potencial en China y en India. Somos algo más cautos con algunos países como Taiwan, muy dependientes del ciclo económico por su fabricación de semiconductores. O Corea, con su exposición a compañías tecnológicas. La Bolsa de Europa aparentemente está barata, especialmente en relación a Estados Unidos. Aun así, creemos que está barata de forma justificada, y no recomendamos sobreponderar la región.

¿Qué proporción de renta variable debería tener un inversor en cartera?

Desde una perspectiva de asignación de activos, nuestros modelos cuantitativos nos indican que incluso las carteras más agresivas deben reducir el peso que tienen en Bolsa. No vemos especial atractivo en la renta variable en estos momentos. Para ese tipo de clientes más arriesgados, que pueden llegar a tener un 70% de sus inversiones en Bolsa, ahora les recomendamos que no tengan más de un 40%.

¿En qué tipo de activos de renta fija podrían invertir?

La deuda soberana sigue siendo un activo óptimo para proteger las carteras en esta parte del ciclo. Además, nos gustan los bonos corporativos. Viendo la fotografía macro que nos ofrecen nuestros expertos, vemos que se va a tratar de una recesión por caídas de beneficios. No va a ser un colapso total. Las empresas están ahora bastante bien capitalizadas y los bajos tipos de interés permitirán que puedan seguir pagando su deuda. Es por eso por lo que recomendamos aumentar el peso de la deuda corporativa y reducir la exposición a Bolsa.

¿Qué otros activos son interesantes?

En el último trimestre estamos recomendando tomar posiciones en materias primas. Tanto metales básicos, que típicamente obtienen buenos resultados en estos momentos del ciclo, como en oro. Esta es una de nuestras grandes apuestas. Creemos que este activo permite cubrirse tanto frente a la evolución de los tipos como del dólar. Además, los bancos centrales siguen comprando oro. Es una muy buena forma de cubrir la cartera. Incluso de la inflación.

¿Le preocupa el auge del populismo?

Creo que se mantendrán los dos grandes bloques que había antes. Hemos visto la coalición italiana, el voto pro-Brexit, los chalecos amarillos en Francia, varios partidos populistas en España… La sensación que tenemos es que estas expresiones políticas reflejan los límites del proceso de globalización. Es una expresión popular de la necesidad de una mayor redistribución de la riqueza. Esto está en la agenda de varios partidos populistas en las elecciones europeas y, personalmente, no creo que sea algo negativo. Si esto se traduce en una política fiscal más expansiva, que contribuya a mejorar los datos de consumo. Habría que ver qué ocurre si todos los partidos populistas concurrieran juntos y crearan un tercer bloque en el Parlamento Europeo… pero es altamente improbable porque los partidos populistas tienen agendas muy diferentes entre sí. Como mucho, lo que pueden hacer es bloquear o retrasar ciertas reformas. En general, no creo que estas elecciones europeas vayan a generar muchas incertidumbres.

Normas