Deutsche Bank cree que perderá hasta 1.500 millones de ingresos fusionándose con Commerzbank

Ambas partes mantienen conversaciones abiertas

El presidente de Deutsche Bank, Paul Achleitner, frente al logotipo de la entidad.
El presidente de Deutsche Bank, Paul Achleitner, frente al logotipo de la entidad. REUTERS

Deutsche Bank estima que perdería entre 1.000 y 1.500 millones de euros de sus ingresos anuales, en torno a una quinta parte de la facturación de Commerzbank, en el caso de que se cerrara una fusión entre ambas entidades. Así lo estiman fuentes conocedoras de las negociaciones consultadas por Bloomberg, que indican que este punto es crucial para decidir si la operación, que uniría a los dos principales bancos alemanes, tiene sentido.

Los primeros ejecutivos de ambas entidades han recalcado en las últimas fechas que las conversaciones entre ambas partes son abiertas, y que la negociación solo avanzaría si las cifras encajan para todos los involucrados.

Según Bloomberg, la pérdida de ingresos anuales y los costes de reestructuración en los que incurriría la entidad resultante podrían compensarse a largo plazo con los ahorros que conllevaría la unión, que se estiman en torno al 40% de la actual base de costes de Commerzbank, alrededor de 2.700 millones de euros.

La pérdida de ingresos estimada de hasta 1.500 millones es otro obstáculo que se pone en medio de la negociación, una más dentro de la lista que los dos consejeros delegados, Christian Sewing por parte de Deutsche Bank y Martin Zielke por parte de Commerzbank, han encontrado cuando ya se cuentan cinco semanas de negociaciones.

Entre otros, las protestas de los representantes de los trabajadores de ambas plantillas, que alertan de los potenciales despidos que conllevaría la fusión. Los reguladores también son escépticos respecto a los beneficios que generaría la fusión, y los representantes legales de ambas partes son cada vez más reticentes a apoyar una fusión impulsada por el ministerio de Finanzas alemán.

Según analistas de JP Morgan consultados por Bloomberg, la mayor pérdida de negocio vendría de las medianas empresas que tienen cuentas en alguno de estos bancos. Según esos mismos analistas, los ingresos que genera Commerzbank en este segmento podrían desplomarse hasta un 20%. El negocio con grandes empresas e instituciones financieras caería hasta un 15%.
Ahora mismo la negociación se centra en el futuro de la unidad de negocio de banca de inversión de Deutsche Bank, explica Bloomberg, y como una reestructuración de este área impactaría en el conjunto del negocio. Esta división ha vivido dificultades en los últimos tiempos, perdiendo un 12% de sus activos y un 8% de su plantilla en el último año.

Normas