Disney se dispara un 11% en Bolsa tras presentar su plataforma anti-Netflix

El servicio Disney+ se estrenará en EE UU el 12 de noviembre por 6,99 dólares, más barato que el de su rival. A España llegará a final de este año o principios de 2020

El servicio de Disney con sus diferentes franquicias en una tableta.
El servicio de Disney con sus diferentes franquicias en una tableta.

Disney ha puesto fecha de salida a su esperado servicio de vídeo en streaming Disney+, que aspira a convertirse en uno de los grandes rivales de Netflix. La compañía ha anunciado hoy que estará disponible a partir del 12 de noviembre en EE UU, con un precio de 6,99 dólares al mes (o 69,99 dólares si el cliente se decanta por una suscripción anual). Una suma inferior a la tarifa de Netflix, que el pasado enero subió su suscripción básica en ese país a 8,99 dólares al mes.

THE WALT DISNEY COMPANY 144,67 -1,69%
NETFLIX INC 295,03 1,87%

El anuncio ha provocado un terremoto bursátil. Las acciones de Disney se han disparado un 11,5%, mientras las de Netflix, la gran plataforma online mundial de cine y series, han llegado a caer más de un 4%.

El servicio tardará más en llegar a otros países como España, donde está previsto que aterrice a finales de año o principios de 2020. En Latinoamérica no desembarcará hasta otoño del próximo año. El proceso de expansión, según ha revelado Disney, durará unos dos años. Ello obedece, entre otras razones, a que la compañía tiene que recuperar todavía algunos derechos de sus contenidos, vendidos a otras plataformas antes de tener la suya propia. 

El gigante multimedia, que en marzo culminó la compra de 21st Century Fox por 71.300 millones de dólares, no solo competirá con Netflix. También se enfrentará en el terreno del streaming a otros gigantes como Amazon, Apple, Rakuten o HBO. Disney, una compañía fundada en 1923, busca con Disney+ no perder poder en una industria, la de los contenidos, que apuesta por el consumo de películas y serie bajo demanda.

"Disney+ marca un atrevido paso adelante en esta emocionante nueva era para nuestra compañía, una en la que los usuarios tendrán conexión directa con el increíble conjunto de contenido creativo que es el sello de The Walt Disney Company", dijo en una conferencia ante inversores el presidente y consejero delegado de Disney, Bob Iger, informa Efe. El directivo añadió que están seguros de que "la combinación de nuestra narrativa sin rival, queridas marcas, icónicas sagas y tecnología puntera harán destacar a Disney+ en el mercado".

La gran baza de Disney con su nuevo servicio está en su enorme catálogo, pues incluirá los de Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y National Geographic, entre otros. También contará con todas las temporadas de Los Simpsons, la serie más popular de la historia de la animación, gracias a la adquisición de 21st Century Fox. 

Además, Disney+ tendrá igualmente contenido exclusivo para la plataforma. La compañía ha señalado que solo el primer año del servicio estrenarán más de 25 series y 10 películas nuevas. Entre ellas, las series inspiradas en las aventuras de Marvel The Falcon and The Winter Soldier, con Anthony Mackie y Sebastian Stan; y WandaVision, que protagonizarán Elizabeth Olsen y Paul Bettany. O dos series sobre Star Wars: The Mandalorian, con el chileno Pedro Pascal; y otra sin título sobre el personaje de Cassian Andor, de la mano del mexicano Diego Luna. 

La multinacional, que destinará en 2020 más de 1.000 millones de dólares a financiar la producción de contenido original para su nueva plataforma, es consciente de que entra en un mercado con un gran número de rivales, aunque también muy lucrativo. Pero mientras Netflix, por ejemplo, ataca el negocio del streaming sin mochila, Disney sabe que tiene que andar con pies de plomo, pues deberá mantener un complicado equilibrio: hacer crecer Disney+ sin dañar su negocio actual. El pasado año, sus contenidos generaron más de 7.000 millones de dólares de ingresos en taquilla, según recuerda la BBC.

La cadena británica apunta que la firma no obtendrá ganancias de su nueva plataforma online hasta 2023 como pronto. Además, perderá ingresos que estaba obteniendo al vender su contenido a otros proveedores en streaming. Por ejemplo, recibía 150 millones de dólares solo de Netflix, según detallan algunos informes. Disney calcula que para su año fiscal 2024 sumará entre 60 y 90 millones de suscriptores y confía que para entonces sea rentable.

El gigante estadounidense del entretenimiento está haciendo una gran apuesta por el negocio online. Actualmente, cuenta también con la red deportiva ESPN, que tiene ya más de dos millones de suscriptores digitales de pago, y Hotstar en la India, con 300 millones de suscriptores. La compañía es igualmente el accionista mayoritario de Hulu, otro servicio de streaming de EE UU, que planea también expandirse a otros mercados.

Iger, que se ha marcado el servicio en streaming Disney+ como su "mayor prioridad", aprovechó la conferencia ante inversores para anunciar que dejará sus responsabilidades en la multinacional en 2021, cuando finalice la última extensión de su contrato. "He sido consejero delegado desde octubre de 2005 y, como he dicho muchas veces, hay un tiempo para cada cosa y 2021 será el momento para mi, para finalmente irme", dijo al anunciar que Disney ya trabaja en su sucesión.


Normas