amazon alexa

Empleados de Amazon escuchan tus conversaciones con Alexa, por una buena razón

Un informe desvela que la mejora de la comprensión del asistente de lo que le decimos se realiza con ayuda humana

Sin duda los altavoces inteligentes se han convertido en el gadget perfecto para comenzar a automatizar nuestra casa, y por qué no, también para sentirnos acompañados en determinados momentos. Además sus precios relativamente asequibles permitirán que año tras año estos dispositivos se vayan integrando en nuestros hogares. Pero como toda tecnología conectada, tiene sus riesgos, y en el caso del altavoz inteligente de Alexa hemos conocido algo que en el fondo intuíamos, pero que no nos gusta imagen, el que alguien pueda estar al otro lado del altavoz escuchando nuestras conversaciones.

Miles de empleados escuchan conversaciones de Alexa

Según hemos conocido gracias a Bloomberg, hay miles de empleados de Amazon en todo el mundo que escuchan de forma regular conversaciones con Alexa, para poder analizarlas y encontrar fallos en la forma de comprender y entender por parte del asistente personal. Este informe recoge impresiones de algunas personas que han trabajado en este tipo de programas para mejorar el funcionamiento de Alexa. El problema es que no se trata de una simple inteligencia artificial la que aprende de nosotros para expresarse mejor, sino que tiene una ayuda humana que podíamos imaginar, aunque abiertamente desde Amazon nunca lo habían admitido.

Amazon Echo
El altavoz de Amazon

Aunque en las condiciones de uso de Alexa se advierte de que nuestra actividad con el asistente, o lo que es lo mismo, las conversaciones, se utilizan para mejorar la forma en que comprende lo que le pedimos y mejora su forma de expresarse, no se aclara de ninguna forma cómo Amazon consigue realmente mejorar esa comprensión. Y lo que dice el Bloomberg es que solo se consigue gracias a la ayuda de personas que trabajan en este proceso y que escuchan numerosas conversaciones reales todos los días.

Se especifica que en diversas localizaciones alrededor del mundo hay personas que escuchan durante nueve horas al día en diferentes turnos hasta mil conversaciones reales de usuarios con el asistente de Amazon. En cualquier caso, es evidente que la mejora de las conversaciones tenía que ver directamente con una revisión de esta para poder resolver errores y fallos en la compresión o expresión por parte del asistente. Realmente no ha cambiado nada respecto de lo que pensábamos muchos que ocurría al otro lado del altavoz, la diferencia ahora es que una información asegura que este está ocurriendo de verdad, que lo que estés hablando con Alexa en este momento, puede llegar a los oídos de terceras personas.

Normas