Jornada negra de las promotoras: Neinor se hunde un 17% en Bolsa y azota el miedo de contagio

Aedas Homes cede más de un 5%, Metrovacesa un 7% y Quabit otro 5%

El sector teme una desconfianza del capital extranjero hacia España

Neinor pulsa en la foto

Jornada negra para el sector promotor. Tras el profit warning anunciado este lunes por Neinor Homes, la compañía se hundió este martes en Bolsa, arrastrando al resto de las promotoras cotizadas por el miedo de los inversores a un efecto contagio.

La promotora vasca, que tiene al fondo israelí Adar como principal accionista con el 26% del capital, se dejó ayer un 16,73%, hasta los 8,98 euros. Desde su debut bursátil hace ahora dos años ha cedido un 47% de su valor bursátil.

El desplome de Neinor arrastró a Metrovacesa, que se dejó un 7,41%, Aedas, con otro 5,14%, y la más pequeña Quabit, con un 5,7%.

Varios responsables del sector son muy críticos con la gestión que ha hecho la compañía de este problema, porque asumen que los responsables de Neinor deberían saber desde hace mucho tiempo que los números de casas en construcción no salían. “No se evaporan la mitad de las viviendas de un día para otro”, se queja un directivo del sector.

El hundimiento viene provocado por el nuevo plan de negocio de Neinor, en el que rebaja a la mitad el ebitda de los próximos tres años y de las entregas de casas previstas. Además, Juan Velayos dejó su rol de consejero delegado y ha sido sustituido por el triunvirato formado por Jorge Pepa como vicepresidente ejecutivo (consejero en representación de Adar), Borja Garcia-Egotxeaga como consejero delegado, y Jordi Argemí como su adjunto.

El nuevo plan de negocio presentado a los inversores recoge que este año entregarán entre 1.200 y 1.700 viviendas, frente a las 2.000 previstas, y el hachazo mayor llega a partir del ejercicio que viene. En vez de alcanzar la velocidad de crucero, en 2020 darán llaves de sus casas a entre 1.700 y 2.400 clientes y en 2021 entre 2.400 y 3.000 viviendas. En el rango bajo, eso supone un 47% menos en el número de entregas. Desde Neinor se culpabiliza al lento ritmo de obtención de licencias y a la inflación en los costes de las obras para tomar la decisión del profit warning.

En el caso del resultados brutos de explotación (ebitda) hasta 2021, la rebaja es del 52% en el acumulado del trienio. En 2019 pasará de 150 a 70 millones, en 2020 de 300 a 100 millones y en 2021 de 225 a 150 millones respecto a lo anunciado a los inversores en su salida a Bolsa en marzo de 2017.

Desde el sector se intenta aislar a Neinor como un caso concreto, alejando la idea de que el resto de cotizadas o grandes promotoras vayan a seguir el camino. Metrovacesa ya el pasado año rebajó levemente el número de entregas previstas, pero sin apenas efecto en resultados debido a un mayor precio y tamaño de sus casas.

El mayor problema que se ve desde estas compañías promotoras es la posible pérdida de credibilidad del sector en el mercado de capitales internacionales, ya que la mayor parte de los inversores son extranjeros, debido a que desde Nueva York o Londres se puede poner una cruz a estas compañías españolas de forma generalizada y por desconocimiento, haciendo paralelismo con la crisis del ladrillo de hace más de una década.

Normas