Apple "repara" más de mil iPhone sin saber que eran falsos
REUTERS

Apple "repara" más de mil iPhone sin saber que eran falsos

Dos estudiantes chinos engañan a Apple y consiguen el reemplazo de más de mil iPhone falsos por otros genuinos

Apple es seguramente la compañía más celosa en todo el mundo a la hora de reparar sus dispositivos. De hecho es conocido que la utilización de componentes no oficiales del propio fabricante en reparaciones puede terminar por dejar inservible el dispositivo, como ya hemos visto en algunas ocasiones. Algo por lo que nos ha extrañado bastante la estafa de la que ha sido víctima Apple en Estados Unidos, donde había “reparado” más de mil iPhone falsos, provenientes de China, mientras no se ha dado cuenta del fraude.

Reparaban enviaban teléfonos falsos para recibir reemplazos originales

Hemos entrecomillado la palabra “repare” en el titular porque realmente Apple no los ha reparado, sino que los ha reemplazado por otros modelos genuinos de la compañía. Han sido dos estudiantes chinos residentes en Oregón, Yangyang Zhou y Quan Jiang, lo que han creado una red de reparaciones falsa, que enviaba de forma masiva iPhone a Apple para que fueran reparados o reemplazados. Estos dos jóvenes recibían envíos masivos de iPhone falsificados desde China, y a su vez se los enviaban a Apple con el fallo “iPhone no enciende”

iPhone
Los jóvenes chinos hacían caja vendiendo los móviles que enviaba Apple como reemplazo REUTERS

No sabemos cómo, pero consiguieron entregar a Apple tanto de manera física como a través de su servicio online. En total, Apple había reparado, o más bien reemplazado por otros iPhone reacondicionados unos 1.500 iPhone de los 3.000 que recibió como parte de esta estafa, el resto, otros 1.500 los devolvió directamente. Todos los iPhone que recibían reemplazados se volvían a enviar a China, y se hacía caja con ellos. Un dinero que se ingresaba en la cuenta de la madre de uno de estos dos estudiantes. Por tanto, el negocio era conseguir iPhone originales y funcionando a cambio de falsificaciones.

Apple tardó tiempo en darse cuenta del fraude, pero finalmente descubrieron la trama, que le ha costado a las arcas de la empresa 895.800 dólares. Esto ocurrió en 2017, y Apple tomó medidas legales para acabar con este fraude, aunque de momento con poco éxito. Los acusados alegan que no sabían que los móviles que enviaban a Apple desde China eran falsificados. Sin duda estos jóvenes se han beneficiado de las facilidades y pocas preguntas que hace Apple cuando uno de sus dispositivos falla o no funciona bien, siendo el reemplazo por otro móvil nuevo o reacondicionado la solución más extendida.

Normas