Recuerda, tu navegador GPS podría dejar de funcionar en unas horas por su particular “efecto 2000”

Recuerda, tu navegador GPS podría dejar de funcionar en unas horas por su particular “efecto 2000”

Un problema de sincronización de la fecha detrás de este fallo masivo

Hace unas semanas os contábamos que los sistemas GPS más antiguos, aquellos dispositivos que exclusivamente permitían navegar a través de su pequeña pantalla integrada, podrían dejar de funcionar el 6 de abril, y todo por un fenómeno que se podría describir como su particular efecto 2000. Como recordaréis, el efecto 2000 puso de los nervios a nuestra sociedad con el cambio de siglo, pensando que por una fecha errónea el mundo se iba a parar, y no ocurrió, Ahora el caso es mucho menos grave, porque hablamos de aparatos GPS que en su mayoría podrían estar guardados en un cajón, sobre todo con los móviles habiendo sustituido por completo su hueco en el mercado.

Mañana podría dejar de funcionar tu dispositivo GPS

Este problema con los GPS tiene que ver con la manera en que estos dispositivos reciben la hora del satélite. Esta llega mediante un sistema de 10 bits, de 1024 valores, por lo que 1024 semanas equivalen a 20 años. Una vez que se llega a las 2014 semanas, el contado se pone a cero de nuevo, y es ahí cuando los datos del GPS y el satélite dejan de coincidir. Esa fecha se cumple mañana, el 6 de abril de 2019, por lo que a partir de esa fecha muchos de los dispositivos GPS más antiguos podrían dejar de funcionar. Sobre todo, los fabricados antes de 2010, que, si no hay una actualización mediante, no podrán volver a sincronizar la fecha con el satélite, y por lo tanto no podrán posicionarnos.

GPS
Son los antiguos GPS los que están más amenazados

Si tu GPS es de un reconocido fabricante, lo más normal es que lance una actualización de aquí al 6 de abril, si no lo ha hecho ya. Siendo realistas, muy pocos usuarios deberían estar utilizando a estas alturas un aparato de GPS anterior a 2010, sobre todo porque cualquier móvil, incluso de gama baja y de los más baratos del mercado, puede reemplazar perfectamente las funciones de un dispositivo de este tipo, que en su momento solo nos posicionaba y nos mostraba la ruta para llegar al destino a través de una pequeña pantalla, que a día de hoy además es de muy poca resolución.

En cualquier caso, el riesgo está ahí, y se recomienda que en caso de algún fallo de este tipo contactemos con el fabricante del GPS, que debería darnos soporte ante un fallo de esta índole.

Normas