La industria, en el centro del futuro de España

Solicitamos a este Gobierno y al que salga de las urnas la armonización de nuestros precios eléctricos con el resto de Europa

Aprincipios de marzo, los industriales europeos han hecho un llamamiento a los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión para situar a la industria en el centro del futuro de la UE. Se insta a la próxima Comisión Europea a que esta sea una de las principales prioridades de su programa de trabajo y a que designe un vicepresidente dedicado de lleno a este objetivo.

Nuestra organización se adhirió a dicho manifiesto, junto a otras asociaciones industriales españolas. Los mensajes que transmite este llamamiento son de plena aplicación para cualquier economía europea pero me atrevería a decir que resultan aún más pertinentes para España. El 14% de participación de la industria nacional en el PIB está muy alejado del objetivo del 20% que marca la UE. Pero no es un problema de números, se trata más bien de un problema de oportunidades, para ser más concreta, de las oportunidades que nuestro país pierde.

De igual forma, nosotros queremos pedir al actual Gobierno, a todos los partidos políticos y al futuro Ejecutivo que se constituya tras las elecciones del próximo 28 de abril, que aúnen esfuerzos en apoyo de nuestra industria. Necesitamos el liderazgo de nuestros dirigentes políticos para definir y desarrollar una estrategia industrial ambiciosa. Esto nos permitirá continuar con una industria que ha hecho, y sigue haciendo, sus deberes para ser competitiva, a pesar de los elevados precios eléctricos que sufrimos que nos suponen entre 20 y 25 euros por MWh más frente a consumidores de similar perfil en Alemania.

Tras la larga crisis que tanto afectó a nuestra sociedad, ahora es prioritario adoptar las medidas oportunas que eviten de una vez por todas que esta situación continúe repitiéndose.

La transición energética supone para la industria electrointensiva española seguir colaborando en la consecución de los objetivos de reducción de emisiones, en la mejora de la eficiencia energética y en la integración de las renovables. Nuestras empresas –como ya han demostrado en el pasado–, deben continuar optimizando sus procesos industriales con significativas inversiones en innovación y digitalización.

Además, el patrón de consumo eléctrico de nuestras industrias favorece la integración de las energías renovables. Esa característica se torna más relevante por la flexibilidad que aporta en un sistema eléctrico que en los próximos años va a integrar 3.000 MW al año de energía eólica y fotovoltaica y al papel que el consumidor eléctrico debe jugar, tal y como señalan las directivas europeas. El consumidor industrial electrointensivo ya está colaborando con el operador del sistema para garantizar la seguridad de suministro eléctrico.

El reto de avanzar hacia una economía descarbonizada supondrá fuertes inversiones que precisarán de los materiales básicos que nosotros producimos y también de continuar avanzando en las nuevas tecnologías: secuestro de carbono, almacenamiento de energía, hidrógeno... Sabemos que nuestra contribución es fundamental para el desarrollo de todos estos planes. Y queremos seguir produciendo en España y no vernos desplazados por otros competidores industriales que cuentan con mayor apoyo de sus legisladores o con estándares medioambientales más bajos.

La industria asociada en nuestra organización ha celebrado la iniciativa del Gobierno de poner por fin en marcha el proyecto de Real Decreto de Estatuto para los Consumidores Electrointensivos, un hecho que reconoce la importancia de la industria como pilar clave de nuestra economía nacional, del empleo de calidad, estable y cualificado que esta representa y de su papel insustituible como motor de innovación y progreso para el país. El objetivo de este nuevo estatuto es implantar una serie de mecanismos que logren armonizar nuestra situación con la que ya cuentan nuestros principales competidores europeos. Sin embargo, lo planteado hasta el momento no resulta suficiente para alcanzar ese objetivo.

Solicitamos al Ejecutivo actual y al que salga de los próximos comicios, que continúe por esta senda y realice el desarrollo normativo preciso para que realmente se armonicen nuestros precios eléctricos con los de nuestros competidores europeos.

No puedo evitar recordar el consejo que nos daba la abuela de un amigo. Siempre decía que no hay que preocuparse por las cosas, que hay que ocuparse. Eso es precisamente lo que necesitamos, ya sabemos que al Gobierno le preocupa nuestra situación, ahora queremos que de verdad se ocupe de solucionarla. Nuestra industria es y debe seguir siendo un verdadero motor, muy potente, de la economía nacional. Su situación presente y futura debe preocuparnos y ocuparnos a todos. ¡Trabajemos juntos para lograrlo!

Teresa Rasero es presidenta de AEGE, Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía

Normas