Energía

El grupo árabe Abdul Latif pone a la venta la firma de energía solar Fotowatio

Los dueños quieren hacer caja después de cuatro años en el capital. La empresa disparó sus ventas un 65,5% en el ejercicio 2017

El grupo árabe Abdul Latif pone a la venta la firma de energía solar Fotowatio

El furor por las renovables españolas no cesa. Otra de las empresas emblemáticas de la energía verde en España, Fotowatio Renewable Ventures (FRV) está en venta, según fuentes financieras.

El grupo árabe Abdul Latif Jameel, propietario de la firma desde abril de 2015, ha fichado a un banco de inversión para ejecutar la venta de FRV. Esta empresa proyecta, construye y vende parques solares y también comercializa la energía que producen algunas de esas instalaciones que retiene en propiedad.

El movimiento de este grupo árabe se enmarca en el renovado interés de los fondos de capital riesgo y de pensiones por las renovables españolas. El recorte a la rentabilidad de este tipo de energías llevado a cabo en 2010 congeló la inversiones en el sector y provocó una avalancha de más de 40 demandas ante las cortes de arbitraje internacionales.

Con la nueva estrategia del Gobierno de Sánchez hacia las renovables, el pistoletazo de salida del nuevo apetito por el sector en España llegó en noviembre de la mano del fondo canadiense de pensiones de Alberta con la compra a Oaktree de Eolia, una operación en dique seco desde 2017. Esto hizo mover ficha también a Cerberus para reactivar la venta Renovalia, encallada desde la misma fecha. BBVA, uno de los asesores del vendedor en su momento, ha llevado ahora a un comprador de la mano, como publicó CincoDías el 12 de febrero.

Paralelamente, KKR puso en venta X-Elio, la antigua Gestamp Solar, por hasta 1.200 millones. El fondo pilotado en España por Alejo Vidal-Quadras también explora la desinversión en Acciona Solar, donde tiene una participación minoritaria.

FRV, la matriz radicada en Luxemburgo, cerró 2017 con un beneficio de 9,74 millones de dólares (unos 8,7 millones de euros), tras registrar pérdidas por 29,12 millones en billetes verdes en 2016, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Su facturación alcanzó los 52,44 millones de dólares, un 65,5% superior. La mayor parte de sus ingresos de FRV llegó de Australia, con un 76,1% del total; el 20,6% fue de América, y el 3,3% de Europa, Oriente Medio y África. La empresa advierte de que muchos de sus proyectos están en fase de desarrollo o construcción. La deuda bruta a largo plazo de FRV a cierre de 2017 alcanzaba los 235 millones de dólares y a corto, los 85,2. Si bien, su posición de caja era de 169,7 millones de dólares.

Normas