Consumo

Carlyle prevé cambios en la plantilla de Bodegas Bilbaínas tras cerrar su opa

Propone un precio de 16,50 euros por acción y está dirigida sólo al 6,10 % del capital

Carlyle prevé cambios en la plantilla de Bodegas Bilbaínas tras cerrar su opa

Carlyle tiene previsto acometer "cambios" en la estructura laboral de Bodegas Bilbaínas como consecuencia de su decisión de excluir la compañía de la bolsa una vez cierre con éxito su opa.  Así se desprende del informe elaborado por el consejo de administración de la firma vitivinícola sobre la oferta lanzada por Carlyle -a través de la sociedad Ducde-, cuyos miembros han decidido por unanimidad dar una opinión favorable a la operación.

En el documento se apunta que Carlyle espera hacer "cambios en los puestos de trabajo del personal y de los directivos" de Bodegas Bilbaínas dentro de un plazo de 12 meses, así como "en las condiciones de trabajo de los mismos", aunque sin entrar en más detalles.

Por el contrario, no tiene intención de modificar durante el próximo año la estrategia actual de la empresa ni tampoco prevé alteraciones relevantes ni en las actividades que desarrolla la firma ni en la localización de sus centros de actividad.

La opa de Carlyle propone un precio de 16,50 euros por acción y está dirigida sólo al 6,10 % del capital debido a que el resto (93,9 %) ya está en sus manos. El consejo ha considerado que la oferta es positiva y no ha hecho observaciones en su contra, además de recordar que el precio propuesto ha sido calificado de "equitativo" por un "experto independiente".

Los miembros de este órgano también han advertido a los accionistas que no vendan sus títulos que pasarán a tener participaciones en una "sociedad no cotizada", al contrario que hasta ahora.El informe del consejo fue aprobado por sus cinco miembros, aunque el presidente ejecutivo, Ramón Raventós, se abstuvo en la deliberación por encontrarse en una situación de "conflicto de interés", ya que es el representante de Unideco, sociedad controlada a su vez por Bubble.

La operación lanzada por la gestora de activos Carlyle se enmarca dentro del acuerdo alcanzado con el grupo Codorníu en junio, y que incluía la adquisición de estas bodegas, dueñas de marcas como Viña Pomal, Viña Zaco, o La Vicalanda.

Normas