Industria sanitaria

El dueño de Dentix busca un socio que compre el 30% para crecer y salir a Bolsa

Ángel Lorenzo Muriel ficha a Rothschild para realizar la venta y expandirse por ciudades españolas de más de 20.000 habitantes y otros países

Ángel Lorenzo Muriel, dueño de Dentix.
Ángel Lorenzo Muriel, dueño de Dentix.

El dueño de Dentix, la principal cadena de clínicas dentales en España por facturación, busca un socio que aporte capital a la empresa. La compañía fundada por Ángel Lorenzo ha contratado al banco Rothschild para realizar una ampliación del 30% del capital que aporte los recursos para seguir abriendo clínicas con el objetivo final de salir a Bolsa en un plazo de entre cuatro y cinco años, según confirma un portavoz de la compañía.

La cadena de clínicas dentales acaba de iniciar el proceso de la ampliación de capital y la pasada semana Rothschild ya comenzó a informar a potenciales inversores, tanto firmas de capital riesgo internacionales como potenciales socios nacionales. De momento no hay una valoración de la empresa.

“Tenemos un plan de expansión importante y buscamos un socio para acelerarlo”, señala el portavoz, quien destaca que la meta a medio plazo es que la compañía cotice en Bolsa. “Necesitamos más capital”, reconoce.

La empresa dispone de 333 clínicas, de las que 204 se ubican en España y el resto en Italia (50 centros), México (40), Colombia (40) y el resto entre Reino Unido y Chile. En 2018 facturó 480 millones de euros, según cifras facilitadas por la empresa, lo que supone un crecimiento del 15% en un año. Su ebitda en 2017 fue de 40,8 millones.

Cómo es la empresa

El odontólogo Ángel Lorenzo Muriel (Madrid, 1976) es hijo y hermano de protésicos dentales. Fue el creador de los inicios de lo que hoy es Dentix en 2001 con la apertura de su primera clínica en el barrio madrileño de Pueblo Nuevo, que dio lugar después a un auténtico emporio de más 330 centros en seis países. Todas ellas en propiedad, sin modelo de franquicia.

En España, la empresa se ha enfocado hasta ahora en las grandes ciudades, pero dispone de un plan para ganar capilaridad. Así, quiere centrarse también en abrir clínicas en urbes a partir de 20.000 habitantes, que podría suponer hasta otros 100 centros.

La compañía planea emitir bonos o firmar un sindicado con banca internacional para cancelar la deuda con KKR

El segundo objetivo de la ampliación de capital es crecer en los mercados de forma rápida en los que ya están, sobre todo en Reino Unido, donde acaban de aterrizar. El portavoz de Dentix asegura que, además de los países en los que ya operan, se están valorando otros.

Por último, la compañía también quiere llevar el modelo de financiación a consumo que mantiene con sus clientes en España hasta los otros mercados en los que quiere crecer, por lo que esa actividad también es exigente en capital. En este caso, es la propia compañía la que financia los tratamientos. En sus últimas cuentas presentadas en el registro, de 2017, señala que sus clientes debían a la empresa 82,6 millones por prestación de servicios. En su informe de 2017, Dentix explica que ha continuado con la formación de su red comercial en la financiación a pacientes sin intereses.

De paso, con esta operación encargada a Rothschild, pretende sacudirse el crédito que firmó con el gigante del capital riesgo KKR a finales de 2016. Entonces, la firma que en España pilota Alejo Vidal-Quadras de Caralt prestó 200 millones al grupo con la garantía de seis de sus principales filiales. Con ese dinero, del que Dentix dispuso 140 millones en el acto, la compañía canceló los principales préstamos bancarios. La misión de Dentix ahora es eliminar ese crédito de KKR, que en principio vence en diciembre de 2022. Su meta es refinanciarlo, no con la firma de capital riesgo sino con otras entidades o en el mercado de deuda, al compás de la capitalización de la empresa propiciada por la entrada del nuevo socio que inyectará fondos propios.

Así, la compañía valorará emitir bonos o buscar un préstamo de un sindicado de banca internacional, ya que los directivos consideran que existen mejores condiciones de mercado para la deuda. Las últimas cuentas reflejan que el tipo de interés medio que pagaba a las entidades pasó del 2,14% al 8,25% en 2017.

En el mercado dental, donde se han producido hundimientos y escándalos en cadenas como Funnydent, iDental y Vitaldent, compite con empresas aseguradoras como Sanitas, Adeslas o Caser. Además, Javier Botín adquirió Vitaldent en 2017 a través de JB Capital Markets, que actualmente es la mayor empresa española del sector por número de clínicas, con más de 380 a finales del pasado año.

 

Normas